QPS / Política
Matías Isola

Matías Isola

Que Pasa Salta

#SaltaElige / Los salteños, hartos de los políticos

A falta de tres semanas para las PASO, buena parte del electorado no tiene definido a quién votar. Desencanto, desilusión y hartazgo, tres factores predominantes.

Los salteños, hartos de los políticos

Las elecciones están a la vuelta de la esquina (quedan tres semanas) y el desinterés de la ciudadanía a esta altura llama la atención. O no tanto. Es que los vecinos tienen sobrados motivos para estar desencantados y desilusionados con la clase política. Si bien es un error meter a todos en la misma bolsa, la tendencia es generalizar y la crítica es a nivel macro.

Corrupción, negligencia, incapacidad, son algunas de las características negativas que contaminan la política y que la alejan de ese vieja refrán que indica que es la herramienta para cambiar la realidad. Lamentablemente, en algunos casos lo que hizo fue cambiar y engordar las cuentas bancarias y los patrimonios de algunos políticos hasta rozar lo escandaloso. El pacto social que se rompió en 2001-2002 entre la sociedad y la dirigencia nunca terminó de cicatrizar del todo y el hartazgo parece haber reflotado.

No hace falta hacer una encuesta para conocer lo que piensan los ciudadanos. Con el sólo hecho de conversar en la calle, en el trabajo, en el club o en un café el tema fluye y se imponen afirmaciones del tipo: "No sé a quién voy a votar, no tengo idea". "Los políticos son todos iguales". "Se meten en política para hacerse ricos". "No pienso ir a votar". "Voy a votar en blanco". "Son siempre los mismos". "No hay renovación".

Más allá del rechazo que genera en muchos la política, hay que tener en cuenta que el voto sirve para castigar a los que hicieron mal las cosas o a los que directamente no hiceron nada. Es una gran ventaja barajar y dar de nuevo. Como contrapartida, se puede "premiar" a los representantes que cumplieron con las expectativas y tuvieron una labor destacada. Aunque también es una verdad que muchos votan "en contra de" o al "menos malo".

A veces resulta patético observar a determinados políticos en campaña sacarse fotos muy poco espontáneas y naturales con los vecinos. Una sobreactuación que se nota y que genera rechazo. Es sabido que para muchos el fin justifica los medios. En este caso, los votos. No obstante, algunos trabajan y militan todo el año, sin esperar los tiempos electorales. Es lo que corresponde. Sin embargo, en Argentina lo que debería ser normal se resalta como algo exótico.

Por supuesto que esta columna no pretende hacer apología ni mucho menos contra la democracia. Demasiado costó recuperarla y es de todos, sin banderías políticas. Con sus defectos y virtudes, es el sistema que tenemos y hay que defenderlo por todos los medios posibles. Pero también es cierto que la clase política tiene una gran deuda con la sociedad en materias como educación, pobreza e inseguridad. Las cifras son alarmantes y genera escalofríos saber que en Argentina mueren chicos de hambre.

Particularmente en Salta, el escenario genera mucha confusión en el electorado (ver link). Los cruces de veredas y las "panquequeadas" están a la orden del día y resulta muy difícil encontrar coherencia ideológica en los distintos espacios que competirán en la contienda. Son muy pocos los que resisten un archivo. En ese marco los salteños deberán acudir a las urnas en las PASO del 13 de agosto y en las generales del 22 de octubre. Hay tiempo para pensar el voto, aunque la oferta no sea la esperada, es importante aportar un granito de arena para fortalecer la democracia.
 

Indignante es poco

Atropelló y mató a dos chicos wichis en Salta: el vínculo narco del intendente

Atropelló y mató a dos chicos wichis en Salta: el... 5

#SaltaElige

Una pintada de David Leiva indignó a las organizaciones feministas

Una pintada de David Leiva indignó a las organizac... 51