QPS / Política

Economía / Los empresarios le creen al Gobierno pero proyectan una inflación de 20% para 2017

Son algo más conservadores porque sostienen que podría complicarse el cumplimiento de la meta en un año electoral, en el que el Gobierno deberá mostrar reactivación.

Los empresarios le creen al Gobierno pero proyectan una inflación de 20% para 2017

Las expectativas explican gran parte del fenómeno de la inflación. Y justamente por eso, lograr reducirla no sólo depende de las políticas macroeconómicas, sino de que todos crean que el flagelo realmente se está controlando. En este sentido, el apoyo del sindicalismo -por los reclamos salariales- y del empresariado -por la fijación de precios- son clave.

En el caso del sector corporativo, existe un consenso bastante generalizado de que el equipo económico del gobierno de Mauricio Macri podrá cumplir con la meta de inflación de entre 15% y 17% para el año próximo, aunque la mayoría de las compañías están armando sus presupuestos 2017 con una estimación de alza de precios del orden del 20%. "Creo que van a llegar a la meta, pero prefiero ser conservador", aseguró un directivo del sector de real estate que prefirió mantener el anonimato.

El gran interrogante que tienen los empresarios es si efectivamente el Gobierno podrá sostener una pauta inflacionaria de ese nivel en un año electoral y con la necesidad de mostrar reactivación. Es claro que los precios comenzaron a ceder a partir de una retracción del consumo generada por una política monetaria restrictiva basada en menor emisión, fuerte absorción de pesos y altas tasas de interés.

"No hay dudas de que la inflación está bajando y ya se están evidenciando señales de recuperación que estaba prevista para el famoso segundo semestre", aseguró ayer el ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, en el marco del Foro de Inversión y Negocios autodenominado por el propio Gobierno como el "mini Davos". Y se evidencia con las cifras dadas a conocer por el Indec esta semana, que reflejaron un Indice de Precios al Consumidor (IPC) de 0,2% en agosto, que sin contabilizar la marcha atrás en la suba de tarifas dispuesta por la Corte Suprema habría sido de 0,9%, un número sensiblemente más bajo que lo que venía ocurriendo durante los primeros meses del año.

Si bien el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, aseguró que un 1% mensual tampoco le sirve a la Argentina y que "hay que tener la inflación de un país normal", los empresarios valoran este logro y le creen al Gobierno cuando asegura que logrará que la inflación no supere el 1,5% mensual el año próximo. "Lo importante es ver la tendencia. Pensábamos que el índice iba a estar en 2% en el tercer trimestre y nos equivocamos. Creemos que en 2017 va a oscilar entre 15% y 20%", consignó el presidente del banco Santander Río, Enrique Cristofani. El empresario fue más allá y proyectó un crecimiento de 4%, superior al 3,5% previsto por el Gobierno en el Presupuesto del año próximo.

El titular de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, fue más escéptico respecto del cumplimiento de la meta inflacionaria porque 2017 es un año electoral y el Gobierno necesitará reactivar la demanda. "Los empresarios creemos en el consumo, por lo que va a ser difícil en un año de elecciones que puedan lograr una inflación del 17%", afirmó.

Compartió su visión el presidente de Syngenta Agro, Antonio Aracre, quien se mostró muy optimista respecto del nuevo clima de negocios reinante en el país pero fue cauto a la hora de referirse a la meta de precios. "Se ve que la inflación va a bajar, pero la pregunta es cómo resuelven la cuestión fiscal, que es grave. El Gobierno tiene una encrucijada", manifestó el empresario, a quien lo que más le preocupa es "cómo mantener un tipo de cambio competitivo". En cuanto a la proyección de inflación para 2017, en Syngenta trabajan con una pauta del 20%, confirmó Aracre.

Desde el sector inmobiliario, el presidente del Grupo Monarca, Gonzalo Monarca, fue optimista y reveló que tenían un plan de negocios con una pauta de inflación del 25% y en los últimos días concluyeron que están en condiciones de proyectar un alza de precios de entre 15% y 20%. Para Eduardo Costantini también los precios subirán 20% el año próximo.

Por su parte, el presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi, auguró al equipo económico éxitos en su misión de desacelerar fuertemente la inflación y consideró que un 17% es factible de lograr. "El Gobierno está siendo muy consecuente con la política monetaria para alcanzar la meta; son lógicos con sus definiciones", expresó el empresario del sector automotriz. Sobre el déficit, sostuvo que "por ahora será financiado con deuda" y que "lo importante es que no se enamoren de eso".

El no elegido por CFK

Urgido de un candidato, el PJ apuesta otra vez a la vuelta de Randazzo

Urgido de un candidato, el PJ apuesta otra vez a l... 1

El Presupuesto llega al Congreso

El Gobierno deberá ceder para contar con el apoyo opositor

El Gobierno deberá ceder para contar con el apoyo... 0