QPS / Política
Matías Isola

Matías Isola

Que Pasa Salta

#SaltaElige / Las elecciones legislativas son un arma de doble filo para Urtubey y Sáenz

Los principales referentes políticos de Salta pondrán mucho en juego en las elecciones legislativas que se avecinan. No se descarta algún batacazo.

Las elecciones legislativas son un arma de doble filo para Urtubey y Sáenz

Las PASO servirán de filtro y varios precandidatos quedarán fuera de competencia de cara a las elecciones generales que tendrán lugar el 22 de octubre. Para superar el tamiz, los aspirantes a cargos legislativos deberán alcanzar al menos el 1,5% de los votos.

El debate se instaló de hace un tiempo a esta parte sobre la verdadera utilidad de las PASO y el Gobierno nacional avanza en su aspiración de eliminarlas a futuro (¿acompañará la oposición?). No obstante, el desinterés de los ciudadanos es elocuente y se espera un bajo porcentaje de votantes. En todo caso servirá como una gran encuesta genuina y confiable, algo que las consultoras hoy por hoy no pueden garantizar.

Por otra parte, las elecciones de medio término plantean otro interrogante: ¿son verdaderamente relevantes? La respuesta es sí. Más allá de que algunos procuran relativizar su importancia, es indudable que los ejecutivos municipales, provinciales y nacional ponen en juego su gestión y las legislativas sirven como termómetro para medir el humor de los ciudadanos.

En ese contexto, algunos tienen más que perder que otros. Son los mismos políticos que ocupan cargos ejecutivos quienes "bendicen" determinadas listas y le ponen la cara a la campaña. En el caso puntual de Salta, Juan Manuel Urtubey y Gustavo Sáenz deberán revalidar en las urnas a través de sus candidatos sus respectivos liderazgos. El primero con aspiraciones presidenciales y el segundo con pretensiones de llegar a la gobernación.

Ni hablar de Mauricio Macri, que tendrá un real parámetro de dónde está parado su gobierno en la consideración de la sociedad. Con la figura de Cristina Kirchner al acecho, el escenario se torna atractivo en materia de análisis político. ¿Podrá Sergio Massa romper con la polarización que plantean macristas y kirchneristas?

A su vez, existen otros dirigentes y partidos que no ocupan cargos ejecutivos, pero que también pondrán mucho en juego en las elecciones venideras. Es el caso del Partido Obrero, que tendrá el desafío de retener la banca de Pablo López en la Cámara de Diputados de la Nación, y la de Gabriela Cerrano en el Senado provincial. También será una especie de plebiscito para ellos, que muy difícilmente alcancen la performance de 2013, cuando el trotskismo canalizó el "voto bronca".

Específicamente en la categoría a diputados nacionales, reina la incertidumbre de lo que puede llegar a suceder en Salta. Se trata de una elección poco previsible y no se descarta algún batacazo. Si bien desde el oficialista Frente Unidad y Renovación insisten en que pueden alcanzar dos bancas, el anhelo a esta altura suena demasiado osado. Con un fortalecido Sergio Leavy (al núcleo duro del kircherismo le suma votos peronistas), las acciones del oficialismo bajan considerablemente. Por su parte, Martín Grande se perfila como uno de los precandidatos con serias chances de quedarse con uno de los tres escaños en juego (primero deberá superar la interna de Cambiemos ante el radical Rubén Correa). Sin dejar de lado al olmedista Carlos Zapata, que buscará traccionar "votos amarillos" y acompañar a su jefe político en el Congreso de la Nación.

Algunos saldrán heridos y otros fortalecidos de las elecciones legislativas que tendrán su aperitivo el 13 de agosto y su plato fuerte el 22 de octubre. La mesa está servida.

 

¿Hasta cuándo?

La justicia y la política salteña en el limbo: porque casi nadie les cree

La justicia y la política salteña en el limbo: por... 4

#SaltaElige

Que las salitas de Salta tengan atención médica las 24 horas

Que las salitas de Salta tengan atención médica la... 11