QPS / Política

Economía / La UIA volvió a advertir por China, pero el Gobierno insiste con mayor apertura

Los industriales no quieren que se considere a China como economía de mercado. Pero ni Cabrera ni Peña, presentes ayer, respondieron sobre el tema.

La UIA volvió a advertir por China, pero el Gobierno insiste con mayor apertura

El Gobierno cree que la integración al mundo es parte del plan de normalización de la economía y que la Argentina debe abrirse a nuevos mercados para poder impulsar el comercio exterior y crecer. Y así volvió a plantearlo el ministro de Producción, Francisco Cabrera, en el festejo del Día de la Industria que organizó la UIA, tras haber escuchado previamente a su titular, Adrián Kaufmann, reclamar por la injerencia de China en los distintos mercados mundiales y el temor que genera en cada una de las industrias. Justo en momentos en que el presidente Mauricio Macri se encuentra de gira en ese país.

Ante una sala con más de 150 empresarios, entre los que se destacaba el dueño de Techint, Paolo Rocca, el presidente de la central industrial realizó un discurso cordial y tendiente a fortalecer el diálogo entre los sectores público y privado, pero no dejó de marcar las debilidades que los empresarios ven de la actual gestión y los problemas que, a pesar de los avances logrados, sufre todavía la actividad. Kaufmann puso especial énfasis en China, en un contexto en el que la Argentina podría considerar al gigante asiático como economía de mercado a mediados de diciembre.

"En un marco de un comercio global estancado, luego de años de crecimiento a tasas relevantes, el exceso de producción china de acero, aluminio, productos plásticos, metalmecánica y otros bienes industriales ha traído consecuencias. Determinó no sólo una brusca caída de los precios internacionales, sino que perjudicó a sus competidores contribuyendo a la pérdida de miles de empleos", aseguró el directivo. Agregó que "la industria argentina quiere y debe competir internacionalmente, pero en condiciones de igualdad y no en un contexto caracterizado por deslealtades comerciales".

La UIA se refirió al tema días atrás, cuando el propio Kaufmann anunció que habían pedido a distintos referentes del Gobierno no considerar a China como economía de mercado por las implicancias que podría tener sobre la industria nacional. Pero ni Cabrera ni el jefe de Gabinete, Marcos Peña -último orador en el evento- respondieron directamente sobre el tema; sólo coincidieron en que la vía para el crecimiento es una mayor apertura comercial. "No puede ser que la Argentina tenga acuerdos comerciales sólo con el 10% del PBI mundial", remarcó el titular del área productiva.

Quien sí fue claro respecto del tema China y rechazó las críticas de la UIA y el sector sindical fue el embajador argentino en el país asiático, Diego Guelar, al plantear días atrás que el país "debe ser considerado una economía de mercado". Varios sectores sufren el impacto de las importaciones chinas, pero Techint se vio particularmente afectada por la obra del gasoducto de Córdoba, que se realizará con financiamiento chino y que, por ende, incluirá la provisión de tubos de ese origen.

El discurso de Kaufmann también apuntó contra el crecimiento de las importaciones, la caída de la actividad, las altas tasas de interés, la presión tributaria y la falta de competitividad sistémica. Pero el tono fue moderado y en todo momento aludió a la necesidad de trabajar conjuntamente entre los sectores para encontrar soluciones a cada uno de los problemas. La sorpresa para muchos llegó minutos después, cuando Cabrera desempolvó la lista de pedidos que la UIA había hecho a Macri en plena campaña y que fueron cumplidos casi en su totalidad (ver aparte). Fue leído como un pase de facturas ante las críticas que muchos industriales hacen de la gestión del ministro.

La recesión es lo que más preocupa a los empresarios. Aunque admiten que la pesada herencia no puede resolverse de un día para el otro, muchos sectores habían puesto grandes expectativas en el gobierno de Macri y los primeros ocho meses de Gobierno significaron más caída de la actividad producto de la política antiinflacionaria. Además, los sectores más proteccionistas advierten mayor apertura al ingreso de las importaciones.

De todos modos, Kaufmann señaló que ya varios sectores mostraron en agosto una leve recuperación, lo que estaría dando señales más alentadoras. "Creo que estamos en un piso, pero con la recuperación de Brasil en 2017 va a repuntar", apuntó el titular de FIAT, Cristiano Rattazzi.

"No los vamos a dejar atrás", prometió Cabrera. "Con más democracia y reglas de juego, la Argentina se encuentra en una mejor posición para poder crecer", sostuvo Peña, tras admitir que lo que falta hacer puede generar preocupación.

Asistieron al festejo desde empresarios como Rocca y Alejandro Bulgheroni, además de toda la cúpula de la UIA, hasta funcionarios de varias áreas de Gobierno. De la cartera productiva, asistieron todos los secretarios. También estuvieron los presidentes del Banco Nación, Carlos Melconian, y del BICE, Pablo García. Peña llegó acompañado de uno de sus vicejefes, Mario Quintana.

¿Ahora es massista?

Margarita Stolbizer: "Sergio Massa le marca la cancha al Gobierno"

Margarita Stolbizer: "Sergio Massa le marca la can... 0

Encuentro cumbre

El Gobierno y la CGT se reúnen hoy por los salarios y el empleo

El Gobierno y la CGT se reúnen hoy por los salario... 0