QPS / Política

La mató / La crítica de Carrió a Bullrich: "No se necesita tanto gendarme, la ministra tiene que parar"

La diputada de Cambiemos cuestionó a la ministra de Seguridad por el operativo en los alrededores del Congreso.

La crítica de Carrió a Bullrich: "No se necesita tanto gendarme, la ministra tiene que parar"

Un camión de Gendarmería al lado del otro, estacionados muchos a 45° sobre las calles circundantes al Congreso Nacional, tanques, motos, camiones y cientos de efectivos de las tres fuerzas intimidaban incluso a los más experimentados. El tema se discutió en la reunión del bloque de Cambiemos, después del fracaso de la sesión, en las oficinas de la Presidencia. Más de un diputado dijo que fue exagerado y que el operativo contribuyó a generar un clima de tensión que, según la visión del oficialismo, la oposición aprovechó. Elisa Carrió, una vez más y en absoluta calma, dijo lo que nadie se atrevió a decir en voz alta: "No se necesita tanto gendarme, la Ministra tiene que parar, se pueden poner sin uniforme". Con una sonrisa y con los labios pintados de naranja color coral agregó: "No hacía falta hacer tanta ostentación".

Antes y después, los legisladores del oficialismo repitieron lo que habían acordado: apuntar por un lado al kirchnerismo (Carrió volvió a acusarlos de querer "un golpe") por haber avanzado hasta Emilio Monzó para reclamarle que levantara la sesión con el argumento de que no habían llegado a los 129 diputados que habilitaran el quórum. A la oposición le costó ingresar incluso a Pasos Perdidos porque se reforzó el operativo de seguridad y se controlaron credenciales que en algún caso no se habían aún otorgado. Victoria Donda, de Libres del Sur, con una férula en la pierna y en muletas, avanzó detrás de una diputada embarazada a la que protegía un colaborador y le pidió a Myriam Bregman que la tomara del brazo para pasar entre los encargados de seguridad. Ya en el recinto, apenas asomada y de pie, gritó para levantar la sesión mientras Monzó repetía que estaba abierta la sesión especial aunque no se alcanzó a izar la bandera. Después hubo más gritos, algún manotazo al aire y acaloradas discusiones que varios del oficialismo pidieron encausar desde las bancas.

Parte de La Cámpora, con Máximo Kirchner entre ellos, recriminaba a los gritos al presidente del cuerpo mientras desde el bloque de Cambiemos empezaban a advertir lo que calificaron como la "traición" de varios gobernadores que firmaron el Pacto Fiscal pero no sentaron a sus diputados. En ese marco de tensión, Elisa Carrió se mostró como la figura conciliadora en el recinto. De pronto se le acercó Juan Cabandié, que tiene buen diálogo con ella aunque es tan kirchnerista que se siente casi hermano de Máximo Kirchner. "Vos no creés en esto Lilita", le dijo en voz baja conocedor de las objeciones que la diputada hizo al Gobierno. "Sí, va a salir bien", lo tranquilizó. El insistió con que solo podía servir la fórmula aplicada en un proceso de expansión económica a lo que Carrió lo corrigió: "En recesión también". Después Cabandié se acercó a María Emilia Soria y la rionegrina del PJ se acercó también a conversar con la líder de la Coalición Cívica.

Desiste del DNU

El lunes, el Gobierno insistirá con la reforma jubilatoria tras los enfrentamientos

El lunes, el Gobierno insistirá con la reforma jub... 6

La lucha por la verdad

Familiares de los 44 del ARA San Juan llaman a manifestarse en plazas de todo el país

Familiares de los 44 del ARA San Juan llaman a man... 4