QPS / Política

Polémica en puerta / En Mendoza, piden que vuelva el boleto a los colectivos ¿que pasará en Salta?

La ONG Protectora asegura además que se está violando el derecho del pasajero, al no dejarlo pagar con dinero.

En Mendoza, piden que vuelva el boleto a los colectivos ¿que pasará en Salta?

La polémica se instaló en Mendoza luego de que detuvieran a una usuaria por prestar la tarjeta a otra pasajera del transporte público. Al no disponer del boleto en mano, ni de la tarjeta, la mujer fue demorada por la fuerza de seguridad. Por este inconveniente, es que la ONG Protectora pide que vuelva el boleto en esta provincia.

Y es que, recientemente, el Gobierno mendocino lanzó una campaña para que cada usuario tenga su propia tarjeta y nadie la preste; ni tampoco se permita que otras personas abonen el boleto si es que no viajarán en la unidad. El slogan de esta campaña que atenta contra la libertad del consumidor es "cada tarjeta es intransferible, no la prestes".

¿Y por casa cómo andamos? Quién no se subió alguna vez a un Saeta con el saldo en $0 y pidió a otro pasajero que le pague el boleto, o en el peor de los casos, tuvo que bajarse de la unidad al no tener unos billetes para pagar el viaje.

Por este debate que se originó en Mendoza, es que desde Protectora aseguran que "se está violando el derecho del pasajero, ante la falta de posibilidad de pago con dinero, ya que no existe en las paradas ninguna forma de comprar el pasaje, derecho que debe estar asegurado para todos los usuarios que utilizan el servicios de Transporte Público de pasajeros".

En el caso salteño, la situación es diferente, ya que existe una suerte de acuerdo implícito entre el chofer y los usuarios para 'pedir saldo prestado'. Desde Saeta, informaron a Que Pasa Salta que, hasta el momento, no hay ningún pedido por parte de los usuarios para que vuelva el boleto impreso. Al parecer, el hecho de no entregar boletos impresos formaría parte de una política ambiental que terminó por ser aceptada por parte de los pasajeros.

"Sin bien el de Mendoza es un caso aparte, no hay ningún motivo para detener a los pasajeros que paguen el boleto a otros. En Salta, no hay ningún tipo de problema porque nunca se vivió una situación similar", comenta el abogado especialista en derechos del consumidor, Daniel Paganetti.

Como sea, volver a entregar el boleto impreso es un retroceso para un cambio que ya fue socialmente aceptado, además de no saber qué hacer con ese comprobante, ya que en la actualidad, los inspectores de las unidades cuentan con una app en su teléfono móvil que le permite saber si se pagó o no el boleto.

No permitirle a los usuarios pagar el boleto de otro pasajero no solo atenta contra la libertad del consumidor sino también contra los lazos de solidaridad, que sabemos, el pueblo salteño todavía los mantiene.

#SaltaElige

Valenzuela confía y Durand Cornejo va por el milagro: los votos de Biella se cotizan

Valenzuela confía y Durand Cornejo va por el milag... 17

Allá está el federalismo

La UNSa percibirá por estudiante siete veces menos que la Universidad de Tierra del Fuego

La UNSa percibirá por estudiante siete veces menos... 18