QPS / Política
Diego Comba

Diego Comba

Periodista

#SaltaElige / Elecciones 2017: Consolidación y renovación

Dentro del oficialismo, la idea es obtener dos de las tres bancas nacionales en juego y recuperar la senaduría por Capital.

Elecciones 2017: Consolidación y renovación

Como sucede cada dos años desde el retorno de la democracia, este 2017 hay elecciones legislativas y con las fechas puestas ya no es de aventurero comenzar a hablar de frentes, de nombres, de mujeres y de hombres, de cargos, de continuidades y de renovaciones. Y la fecha de las especulaciones termina cuando se presentan las listas, que es allí donde ya casi se definen los nombres, antes es todo reuniones, charlas, consensos y disensos, acuerdos y planificación.

Antes de comenzar a analizar el panorama político de Salta hay que decir las fechas de las elecciones, tanto para los cargos nacionales como de los provinciales, es el 13 de agosto para las PASO y el 22 de noviembre para las generales. Lo que resta definir es la modalidad de voto para los salteños. Para los cargos provinciales (diputados, senadores, concejales y el intendente de Coronel Moldes) se elegirán con el sistema de Boleta Única Electrónica, y para los nacionales (solo se vota en Salta en la categoría de Diputados Nacionales) el sufragio se realizará con el viejo sistema de boleta de papel, o sea con el mismo que se votó en las elecciones presidenciales de 2015.

Cabe la posibilidad de que en cada mesa hayan dos urnas: una donde se depositará la boleta con los cargos provinciales y otra donde se deposite el sobre con el voto para los cargos nacionales; otra posibilidad es que en la misma urna se deposite un sobre con ambas boletas, con lo cual es votante deberá armar su voto en la máquina y luego pasar al cuarto oscuro para elegir su lista de diputados nacionales; y la última, que es la más remota por cierto, es que haya algún acuerdo en el Congreso de la Nación para realizar una modificación parcial a la ley electoral de manera tal que se habilite a cada distrito a realizar la elección con el mismo sistema que utiliza para elegir sus cargos provinciales, con lo cual Salta y CABA votarían con Boleta Única Electrónica y por ejemplo Santa Fe con Boleta Única de Papel, pero hay mucha resistencia aún en cierto sector especialmente del Senado de la Nación es realizar modificaciones a la ley mencionada.

Dicho esto podremos comenzar a analizar el panorama político.

A la hora de pensar en términos electorales todos los partidos o frentes tienen por delante grandes desafíos, por un lado el PO buscará sostener la performance de las elecciones de 2013 donde lograron quedarse con la banca del senado por la Capital salteña, más un diputado nacional y un nutrido grupo de concejales, que mermó en las elecciones de 2015. A estas alturas es evidente que a la hora de elegir cargos ejecutivos el votante no arriesga su voto en un grupo de personas que definen sus candidatos en una mesa de café y que son opositores sistemáticos a todo lo que se les ponga en frente.

Por otro lado están los partidos que se juntaron para el 2015 y lograron quedarse con la intendencia de la capital. Por estas horas están resolviendo internamente si siguen en ese esquema o terminan por arrimarse al frente oficialista provincial que se viene consolidando desde 2007 y que terminó por demostrar el liderazgo de Juan Manuel Urtubey. Justamente en 2015 cuando se dio el round político más esperado y el resultado terminó con la segunda derrota electoral consecutiva de Juan Carlos Romero, y la más dolorosa para él que perdió en manos justamente de Juan Manuel Urtubey quién hoy ya está posicionado a nivel nacional como uno de los candidatos con más chances para ganar las presidenciales de 2019.

De aquel entramado político por el momento solo suenan nombres para diferentes cargos, pero no hay una voz que los nuclee en una plataforma o detrás de un liderazgo. Y de allí aparecieron un grupo de radicales encabezados por Miguel Nanni, más la Coalición Cívica y alguien sin aparente demasiado peso dentro del PRO salteño a definir que no van a aceptar conformar un gran frente electoral en Salta junto al frente oficialista en el que están el PJ, el PRS, el Frente Salteño, el Frente Plural, Memoria y Movilización y Libres del Sur. Así que optaron por ya avisar que van a jugar solos en esta elección.

Ahí quedó lo que queda del romerismo tratando de definir si se encastran al armado de Cambiemos para ver de encontrar un lugar seguro electoral para Bettina (hija del senador nacional), y el sector municipal con Sáenz a la cabeza, sigue en la etapa de tratar de resolver el retorno al PJ (cuyas puertas no están del todo abiertas y las ventanas cerradas y custodiadas) o desde sus partidos se acercan al Frente oficialista.

Después de todo ya lo dijo el mismo Urtubey hace pocos días en entrevistas tanto con Javier Lamas como con Mario Peña cuando afirmó que todos los que quieran trabajar juntos por los intereses de los salteños son bienvenidos.

Mientras, dentro de las filas del oficialismo provincial las reuniones son cada vez más frecuentes, y además son cada vez más difundidas. La primera fue la ratificación de este frente en la foto donde se ve la presencia de los referentes de cada partido que conforma el Frente. Del diálogo con algunos de los que aparecen en esa foto surge que ese Frente está cada vez más consolidado, se especula con que se amplíe el mismo con la incorporación de más partidos en el entendimiento que en estas elecciones es necesario ganar dos de las tres bancas de la Cámara baja nacional que están en juego, tratar de recuperar la banca capitalina del Senado provincial, y por sobre todo continuar demostrando el liderazgo político de Urtubey para seguir apuntalando las chances presidenciales del salteño.

De cada reunión se desprenden las mismas conclusiones y son los ejes en los que se seguirá trabajando durante el año y tienen que ver con seguir sosteniendo la fortaleza política que se tiene en el interior y por otro lado se va a buscar trabajar en la renovación de las figuras políticas en especial de la Capital, distrito que suele ser complicado en términos electorales y más cuando de elecciones intermedias se refiere.

Con las metas colectivas ya establecidas desde el oficialismo ya se está comenzando a hablar incluso de nombres y en esta semana se supo que en una reunión de los ministros que integran el Gabinete provincial se comenzó a barajar la posibilidad de la precandidatura a Diputado Nacional de Mariano Ovejero, que de los 12 ministros es siempre el portador de las buenas noticias. Acaba de ser reelecto como presidente del Consejo Federal de Turismo y según diferentes encuestas tiene un elevado porcentaje de conocimiento y de imagen positiva.

Dentro de ese frente y con la idea puesta en poder obtener dos de las tres bancas nacionales en juego, la idea primaria es lograr armar una lista de consenso o que en caso de armarse más de una, que sean lo suficientemente competitivas para que tras las PASO la lista final también tenga chances de alcanzar ese objetivo.

Casi con la misma premisa se están encaminando las conversaciones para lograr un triunfo en la Capital que permita reconquistar la banca del Senado por la Capital, y allí al parecer podrían competir tres listas de cara a las PASO para que ese trabajo interno permita pasar a las elecciones generales con más chances que cualquier otro partido o frente.

Conseguir un triunfo en esa categoría allanaría el camino para poder conseguir más bancas en diputados y por ende en el Concejo Deliberante capitalino.

Pero además del armado electoral de este año, la maquinaria política salteña tiene otro objetivo fijado y del que se comenzó a hablar el desde el 11 de diciembre de 2015, un día después de que Juan Manuel Urtubey asumió su tercer y último mandato en la Provincia.

Para este año un dato no menor es la ley de paridad de género que establece que cada lista debe estar compuesta por igual número de mujeres y de varones, y eso le da sin dudas un condimento especial a las elecciones porque vamos a ver mucha más participación femenina, y esto no va a tener que ver solamente para complacer el mandato legal de la paridad, sino que van a surgir cuadros políticos a los que algunas mujeres y el cupo femenino dormían.

Obtener un triunfo electoral este año va a ser sin dudas un claro mensaje nacional sobre el liderazgo de Urtubey en Salta, pero puertas adentro de la Provincia el trabajo de consolidación del Frente oficialista también tiene que ver con la proyección de algunas de sus figuras de cara a las elecciones de 2019. Por ahora lo que hay son intenciones de ser y hasta esas intenciones podrían estar atadas a los resultados de estas elecciones.

#SaltaElige

El no urtubeycismo ¿Cada uno por su lado?

El no urtubeycismo ¿Cada uno por su lado? 1

#SaltaElige

Un frente con la agenda de la gente

Un frente con la agenda de la gente 16