QPS / Política
Alejandra Paredes

Alejandra Paredes

Periodista

Sobre los inmigrantes / El odio por el odio mismo

El problema de la xenofobia es que alienta el odio racial y esconde las razones de origen local.

El odio por el odio mismo

El súper chino se instala en Orán y un ex diputado le dice a sus vecinos que el problema de pobreza en su pueblo son los extranjeros. Las inversiones madereras sufren un retroceso por las medidas recesivas tomadas por el Gobierno nacional, pero el ex legislador, dispara sus peores dichos, contra los colombianos radicados en la ciudad tropical. 

Las partidas presupuestarias para Salud y Educación disminuyen con el cierre de los programas nacionales, sin embargo, un ministro urtubeycista en contra de su propio juramento hipocrático, dice que se debe cobrar las prestaciones a los seres humanos que provengan de otros países –sobre todo si son los limítrofes- y apunta contra los bolivianos. Claro, él es hijo de inmigrantes italianos que lejos de venir con fortuna, llegaron igual que los transfronterizos, pero por barco

El problema de la xenofobia es que alienta el odio racial y esconde las razones de origen local. La corrupción que hoy supura la policía local, no se relaciona con la cantidad de inmigrantes que llegan a Salta –cada vez menos amigable- pero sí tiene mucho que ver con las mafias que trabajan en redes.

La estructura del sistema social, político y económico de nuestra provincia está mutando y las ideologías que con ello emergen, representan el discurso y el argumento del conservadurismo que en cuestiones de discriminación, mal trato y persecución, tiene antecedentes aberrantes como la trata de personas en los trabajadores golondrinas, o la esclavitud de los nativos en los Ingenios azucareros –por citar los más recientes- pero si vamos atrás en la historia de comienzos del siglo XX, las veredas céntricas que sólo podían ser pisadas por los más pudientes, es una muestra que el conservador, tiene un conflicto con el migrante no por su condición, sino por su pobreza.

Es un gobierno esquizofrénico y ausente; invita a las autoridades chinas para firmar convenios, mientras un legislador plantea erradicarlos de Orán. Invita a hacer turismo en Salta, La Linda; pero aquí asesinan a dos mujeres europeas y aún no sabemos por qué. Festeja Urkupiña, Carnavales y Pachamama, hace procesiones a la Virgen del Cerro y en el Milagro, pero propone cobrar a quienes, enfermos, recurren a los Hospitales Públicos, argumentando con ello la desatención de los que mueren antes de conocer una mínima dispensa a su salud; tal como suceden con los wichis, tobas, tapietes, ava guaraní, etc, en el norte; si ellos no son los más originales de Salta, ya no sabría decirle ¡quiénes pueden serlo! 

El odio al otro, es una gran excusa de la cual, echan mano, no pocos sectores de la política y en esto me gusta citar a Umberto Ecco y a su obra “Construir al Enemigo”; "El negro es feo. El Enemigo debe ser feo porque se identifica lo bello con lo bueno (...), y una de las características fundamentales de la belleza ha sido siempre lo que la Edad Media denominará integritas -es decir, tener todo lo que se requiere para ser un representante medio de una especie, por lo cual, entre los humanos, serán feos los que carecen de un miembro, de un ojo, tienen una estatura inferior a la media o un color -deshumano-“ 

Paupérrimo nivel intelectual denotan los discursos en los medios de comunicación que a favor de cobrar unos dineros públicos, de un Estado que desatiende a seres humanos en riesgo de muerte, no explica que jamás se otorgaron viviendas a los extranjeros por serlo, ni se atiende gratis en el nosocomio estatal a menos que la persona carezca de obra social y en tal caso, Hipócrates de por medio, se debe salvar la vida como el mayor valor existente y exigible para la Humanidad, sin ver procedencias o categorías, el humano es el mismo en todas partes del planeta. 

Así en la locura que hoy identifica las acciones desordenadas de una gestión que hace lo que quiere y no responde a una planificación, ordenación, dirección y control de las cosas públicas; vamos a un 2017 convencidos que no es el que roba el dinero público nuestro problema, sino el inmigrante que viene a compartir de nuestro pobre sistema, algunas bondades que no posee el aún más pobre sistema de su país, en muchos de los cuales, el hambre y el conflicto armado, son las principales razones. 

En Argentina, esa razón son los POLÍTICOS CORRUPTOS en una gestión que va en contra del Igualitarismo y los Derechos humanos. 

Hay gato encerrado

Por los ascensos en la Policía, ingresó un pedido de informes en Diputados

Por los ascensos en la Policía, ingresó un pedido... 15

Muy bueno

Estudiantes salteños mantuvieron un encuentro con Macri en Casa Rosada

Estudiantes salteños mantuvieron un encuentro con... 7