QPS / Política

A pesar de la polémica / El Gobierno aspira a capitalizar electoralmente el Plan Belgrano

Usan redes sociales y medios locales para difundir las obras de cara a las legislativas de 2017. En algunos casos, solo 10% de la población sabe que las financia el Ejecutivo Nacional.

El Gobierno aspira a capitalizar electoralmente el Plan Belgrano

No sólo es la región del país con peores índices de desarrollo económico y social. También es la región donde Cambiemos sacó la menor cantidad de votos en la elección de 2015. Por eso, el ambicioso Plan Belgrano tiene un doble sentido para el Gobierno de Mauricio Macri, que buscará aprovechar que las obras y planes que promete bajar a las diez provincias del Norte tengan también su rédito en el resultado de las elecciones de 2017.

Mensajes focalizados a través de las redes sociales, llamados telefónicos, correos electrónicos y apariciones de los principales funcionarios involucrados en las obras en los medios de comunicación locales, son las estrategias con las que desde el Gobierno planean capitalizar la inversión. Es que manejan un dato que no deja de generar ciertos resquemores: tienen encuestas que muestran que en determinados casos solamente un 10% de la población sabe que ciertas obras son financiadas por el gobierno nacional. Eso es lo que apuestan a revertir en los próximos meses.

Apenas conocido el proyecto de Presupuesto 2017, desde diferentes sectores del peronismo lanzaron señales de alerta porque consideran que hay una mayor preponderancia de obras para Ciudad y Provincia de Buenos Aires (gobernadas por Cambiemos), en desmedro del resto. Desde el Gobierno, en cambio, contradicen ese análisis y explican que la inversión en obras de infraestructura en la región crecerá un 41% en relación con lo presupuestado para 2016.

Son, en total, $ 41 mil millones distribuidos entre las diez provincias implicadas en el plan: Chaco, Jujuy, Salta (las tres más beneficiadas), Tucumán, La Rioja, Formosa, Corrientes, Santiago del Estero, Misiones yCatamarca. 

Jujuy y Salta son también, junto a Corrientes, las provincias que más ven crecer el presupuesto en infraestructura en comparación con 2016. Registran subas de 115%, 111% y 94%, respectivamente, según los números que manejan en las oficinas del Plan Belgrano, que lidera el radical José Cano. No es casual que los gobernadores de las tres provincias son aliados o cercanos al Gobierno: se trata de los radicales Gerardo Morales y Ricardo Colombi y el peronista Juan Manuel Urtubey.

Los únicos dos distritos que recibirán menos fondos que este año son Santiago del Estero (-17,7%) y Misiones (-2,9%). El primero se caracterizó por tener una cercana y prolífica relación con el ministro de Planificación kirchnerista, Julio De Vido.

Elecciones y cruces. De cara al escenario electoral, no obstante, no hay una estrategia de emparentar a figuras de Cambiemos de cada provincia con el Plan Belgrano. Lo que prima ahí es la lógica macrista de resaltar al “equipo”. La duda que surge es si los candidatos que encabecen las listas en cada distrito van a poder capitalizar las prometidas inversiones. En el medio van a tener que contrarrestar el beneficio que puedan recibir los propios gobernadores, que aparecen también en cada evento juntos con los funcionarios nacionales. “Ellos tienen que producir reformas en sus distritos”, se limita a responder Cano.

El único que, por ahora, se está viendo beneficiado por tener mayor exposición es Cano, que no sólo se muestra con Macri o los ministros cuando  se anuncia o inaugura una obra, sino que también está apareciendo todas las semanas en los medios televisivos y radiales locales para explicar y defender el programa.

Su problema, sin embargo, es que no tiene presupuesto propio, por lo que da lugar a tensiones con otros miembros del gabinete, sobre todo a la hora de anunciar o inaugurar las obras. Esta semana, por ejemplo, tuvo que salir a desmentir que mantuviera una interna con Guillermo Dietrich (“es un amigo”, afirma) o Rogelio Frigerio, los dos ministros con los que más se pisan sus tareas.

El plan ya está dando sus primeros pasos y el Gobierno apuesta a beneficiarse con él.
 

No va más

Nueva York ordena el cese de las actividades de la Fundación Trump

Nueva York ordena el cese de las actividades de la... 1

Tira y afloje

El bono de fin de año tensa el diálogo con los gremios

El bono de fin de año tensa el diálogo con los gre... 1