QPS / Política

Cuestión de días / Desacuerdo entre YPF y el Gobierno sobre el aumento de la nafta

Desde el sábado debería entrar en vigencia el nuevo valor. Pero en el oficialismo evitarán hacer grandes cambios.

Desacuerdo entre YPF y el Gobierno sobre el aumento de la nafta

Mañana debiera definirse el aumento en los precios de los combustibles, que entraría en vigencia el próximo sábado (1° de julio). Como sucede cada vez que se avecina esta negociación, las empresas y el Gobierno suelen manifestar algunos desacuerdos. En privado, los ejecutivos petroleros sospechan que el Gobierno (a través del ministro de Energía, Juan José Aranguren) puede frenarles algo que daban por hecho hasta hace unos días.

Los importes de nafta y gasoil se trazan a partir de un acuerdo de revisión trimestral entre productores y refinadores de petróleo, en función de la cotización del peso frente al dólar y el precio internacional del petróleo crudo y otros locales. Durante la semana pasada, ese incremento parecía un hecho inminente. En estos días, aparecieron ciertos contratiempos.

YPF es la principal empresa del país, con un 55% de participación en surtidores. La compañía es proclive a un aumento, ya que mejorará su flujo de caja. La posibilidad que esa suba no se concrete genera cierta preocupación. En la empresa también hubo algún gesto fruncido sobre una ley que regularía el despacho de hidrocarburos. Aunque Aranguren no se pronunció al respecto, al ministro le atribuyeron un supuesto apoyo a esa legislación -que se metía en el mercado de estaciones-, pero que nunca fue tal.

Durante la semana pasada, en las petroleras existía casi una certeza sobre una suba en el precio de los combustibles en julio. El importe de naftas y gasoil está determinado por una fórmula, en la que incide el tipo de cambio y la cotización del crudo internacional y otros petróleos locales. Como el dólar se devaluó un 6% durante este trimestre, las compañías creían que había luz verde para el aumento.

Sin embargo, en el Gobierno comenzaron a mandarles señales a las petroleras en sentido contrario. "Es cierto que se devaluó el dólar, pero también bajó la cotización del crudo a nivel internacional y los petróleos locales", les hicieron saber los funcionarios a directivos petroleros, con diferentes palabras.

Con el calendario electoral avecinándose, el Gobierno está remiso a darle luz verde a incrementos de precios regulados. Y aunque el importe de los combustibles es "libre", el Poder Ejecutivo suele tener voto. YPF, la principal petrolera del país, es de mayoría estatal (51%).

Los mismos que antes daban un aumento por descontado, en estas horas se muestran más escépticos. En el mejor de los casos, estiman que se llevarán un incremento del 3%, menos que la devaluación en este período. Pero también asumen que el Gobierno puede postergar todo hasta después de las elecciones.

Aunque ningún petrolero hable de este asunto en público, algunos despegan a Aranguren de un supuesto freno al aumento. "El ministro va a cumplir lo pactado, y seguirá el acuerdo de revisión trimestral, habría que aumentar", señala un ejecutivo. "En todo caso, una decisión como la de frenar el aumento la tomarán en jefatura de Gabinete y se la trasladarán a Energía".

En el Poder Ejecutivo conocen las razones técnicas para aplicar el aumento y que están vinculadas al retroceso del peso frente al dólar. En abril, cada dólar estaba a $ 15,60 y ahora pasó a $ 16,65. Eso implica que las petroleras necesitan más pesos para comprar crudo, ya que las transacciones para ese commodity se pactan en moneda estadounidense y se pagan a tipo de cambio oficial.

La última vez que Aranguren, se refirió al asunto, habló de una oscilación de 3% para arriba o para abajo. Fue hace dos semanas.

La demanda de combustibles viene en alza: en en abril, hubo un aumento del consumo del 8% y en mayo, la mejora fue del 9% interanual en relación a 2016.

Los oficialismos suelen utilizar los importes de los combustibles como una variable electoral. En 2013, el Frente para la Victoria congeló aumentos hasta las elecciones. Una vez que pasó el turno electoral -perdieron en los principales distritos del país- avalaron dos aumentos.

Tamo' en el horno

La deuda pública externa aumentó en USD 37.000 millones en un año

La deuda pública externa aumentó en USD 37.000 mil... 7

Un clásico

Moyano resiste tope salarial y alerta con parar reparto de combustibles y caudales

Moyano resiste tope salarial y alerta con parar re... 3