QPS / Política

#NiUnaMenos / Cifras que duelen: en sólo 72 horas, 9 chicos perdieron a su mamá por un femicidio

Natalia Padilla, Samantha Yoerg y María Magdalena Ramírez fueron asesinadas entre el miércoles y el viernes pasados en la provincia de Córdoba. Mañana habrá un paro de mujeres de todo el país contra la violencia de género.

Cifras que duelen: en sólo 72 horas, 9 chicos perdieron a su mamá por un femicidio

Ayer, nueve nenes y adolescentes cordobeses se sumaron a la larga lista de huérfanos del femicidio que no pudieron festejar el Día de la Madre. A los cinco hijos de Natalia Padilla (41), la mujer asesinada el miércoles pasado presuntamente por su marido, el chofer de colectivos urbanos Walter Sánchez (48); se sumaron dos nenes de 3 y 5 años, hijos de Samantha Yoerg (22), una chica que había desaparecido el miércoles pasado en General Cabrera y fue encontrada asesinada dos días después detrás de un cañaveral; luego de que su concubino Emiliano Alberto Cahuana (22), confesara el crimen. La trágica nómina se completa con un nene de 5 años y una nena de 12, hijos de María Magdalena Ramírez (34), asesinada el viernes en Sebastián Elcano -un pueblito ubicado a 170 kilómetros al norte de la Capital cordobesa- por Cristian Alejandro Rojas (39), su presunto amante, quien se suicidó.

Los tres femicidios ocurrieron en sólo 72 horas y en lo que va de 2016, ya son 18 las víctimas a manos de la violencia machista en Córdoba.

El diario Puntal de Río Cuarto informó que la hermana de Samantha había declarado a la Policía que había recibido un mensaje de la joven de un teléfono que no era de ella, donde la tranquilizaba diciéndole que se había ausentado unos días de General Cabrera. Dos días después, por la confesión del femicida, la encontraron detrás de un cañaveral, sobre la ruta E-90, a la altura del hipódromo local. Ese viernes al mediodía, el marido de Samantha se presentó con un abogado en los Tribunales de Río Cuarto y confesó el crimen.

La autopsia reveló que Samantha falleció por un paro cardiorrespiratorio por un traumatismo craneoencefálico producido por golpes de puño; además presentaba lesiones en el ojo derecho y en la parte superior del tórax. “Hay signos de lucha y de defensa de la mujer”, confió una fuente a Clarín.

El femicidio de María Magdalena Ramírez conmovió a Sebastián Elcano, un tranquilo pueblito del norte cordobés. El caso se conoció luego de que el marido de la víctima denunciara en la Comisaría local que María Magdalena no había llegado a su casa.

El rastrillaje terminó el viernes cuando se encontraron los cadáveres de la mujer y Cristian Alejandro Rojas (39). Los investigadores señalaron a Clarín que la víctima mantendría alguna relación con su asesino y cuando le dijo a éste que no quería seguir adelante, la mató.

Los cuerpos estaban ubicados en un descampado, cerca de árboles y de algunas viviendas rurales a las que llega a través de senderos. María Magdalena tenía un disparo de arma de fuego en la cabeza, igual que el asesino. Junto a los cuerpos había una carabina.

Buscan un freno

El Concejo planea durísimas multas económicas para organizadores de fiestas clandestinas

El Concejo planea durísimas multas económicas para... 4

¿Y Méndez dónde está?

Ni el agua los para: quinto día de paro de municipales en Salvador Mazza

Ni el agua los para: quinto día de paro de municip... 0