QPS / Política
Matías Isola

Matías Isola

Que Pasa Salta

Debate abierto / Bolivianos en Argentina: no culpemos a otros de nuestros problemas

Una cifra oficial indicó que 400 mil ciudadanos bolivianos viven en Argentina en situación irregular. Se generó un gran debate en la sociedad en materia de política migratoria.

Bolivianos en Argentina: no culpemos a otros de nuestros problemas

El dato se conoció esta semana y generó mucha controversia. Una funcionaria del vecino país confirmó que 400 mil ciudadanos bolivianos viven en Argentina en situación irregular. Esto significa que no tienen los papeles al día. La información abrió un intenso debate en la sociedad y también sacó a relucir brotes de nacionalismo y xenofobia preocupantes.

Una cosa no quita la otra. Es indudable que Argentina tiene graves problemas en sus fronteras y los controles no son los rigurosamente necesarios. También es cierto que no existe una legislación adecuada para evitar que la situación se vaya de las manos. Sin la necesidad de irse a un extremo, ¿será posible una política migratoria más efectiva? ¿existe voluntad política de afrontarla?

Consultados por el tema, muchos salteños se mostraron indignados. Argumentaron que en Bolivia el argentino se siente discriminado en varios aspectos. Por ejemplo en el precio del combustible o en los exasperantes requisitos para radicarse. Todo lo contrario a lo que ocurre en Argentina.

No obstante, es un error recurrente (o malintencionado) atribuir a los bolivianos los problemas propios. Si la salud o la educación funcionan mal en Argentina, no es por culpa de los inmigrantes. Tampoco la falta de trabajo. En todo caso el déficit corresponde a la dirigencia política. Como contrapartida, la delicada situación social y económica repercute inevitablemente en el ánimo de los argentinos y el malhumor genera "rechazo" con los extranjeros oriundos de países vecinos. Muchos hacen catarsis y peligrosamente incurren en la discriminación.

Está claro que deben mejorar los controles para evitar la ilegalidad. Pero la lógica debe correr para todos los aspectos y no sólo para los inmigrantes que habiten el suelo argentino. La condición de ciudadano extranjero no implica delincuencia ni mucho menos. Es una connotación errónea que hay que desterrar. La gran mayoría son ciudadanos honestos que dejaron atrás su país con todo lo que eso significa: desarraigo, sentido de pertenencia, historia. No le echemos la culpa a otros de nuestros problemas.
 

Datos alarmantes

Precarización o emprendurismo: en Salta, 3 de cada 4 nuevos empleos son por cuenta propia

Precarización o emprendurismo: en Salta, 3 de cada... 7

Volantazo

Cambios en el Gabinete de Urtubey: ¿golpe de efecto o convicción?

Cambios en el Gabinete de Urtubey: ¿golpe de efect... 37