QPS / Política
Juan Manuel Chalabe

Juan Manuel Chalabe

Que Pasa Salta

Promesas incumplidas / A dos años de su gestión, Macri sigue jugando con el fantasma de "no volver al pasado"

Con cifras y gestos que encienden una luz de alerta, ¿el triunfo electoral le dio cierta impunidad?

A dos años de su gestión, Macri sigue jugando con el fantasma de "no volver al pasado"

El triunfo electoral del pasado 22 de octubre parece haber envalentonado a Macri y los suyos con un paquete de reformas que apuntan al ajuste y con una escalada represiva y de autoritarismo en todo el país.

Macri juega con que si a su gobierno le va mal, "vuelven al pasado". Es que al menos en las elecciones, quedó nítida la idea de que un alto porcentaje de argentinos y lo votaron al oficialismo no por un apoyo irrestricto al Gobierno y sus medidas sino por el hartazgo que generó el kirchnerismo. Pero esto, no es un cheque en blanco.

Peor aún, economistas y analistas avizoran un 2018 complicado. Más aún, teniendo en cuenta cifras del presente. Según estadísticas oficiales, un millón de personas son explotadas y 38 de cada 100 de ellos realizan trabajos peligrosos. Tres de cada 10 chicos de 5 a 14 años no van a la escuela, y 1 de cada 2 viven en la pobreza.  Hoy la inmensa mayoría de los jubilados son pobres. Si avanza la reforma de Macri habrá de aumento para cada jubilado $41 y  les robarán un 12,7% de aumento en el año. De los más chicos a los más viejos, las mayorías la pasan mal.

El paquete de reformas, acompañado por todos los gobernadores (salvo Rodríguez Saá) va en la misma dirección. El Senado aprobó 3 de las 4 reformas del gobierno: los pactos de responsabilidad, consenso fiscal y la reforma previsional. Ahora, el gobierno presiona para votar la reforma laboral. 

Días atrás, el ministro de Economía Dujovne reconoció que no pueden controlar la inflación. Los aumentos de tarifas, de combustible, las tasas de interés de préstamos hipotecarios y otras subas pintan el escenario económico de un diciembre y un verano más que caliente.

El pedido de desafuero y detención del juez Bonadío sobre Cristina Fernández de Kirchner caló hondo en el sistema político y en parte se instaló el discurso de la ex presidenta. Denunció que ha sido involucrada en un proceso denominado "lawfare"  o guerra jurídica, similar al que padeció en Brasil la ex mandataria destituida Dilma Rousseff. "Hay un proceso que se denomina 'lawfare', que consiste en la utilización del aparato judicial como arma para destruir a la política y a los líderes opositores", explicó. Hasta desde la Casa Rosada salieron a desentenderse de la iniciativa del juez Bonadío. Esto, después de la detención de una larga lista de dirigentes kirchneristas, sindicalistas y los periodistas críticos al Gobierno fuera del aire. 

En este contexto, el Gobierno no puede confiarse. Ni le dieron un cheque en blanco, ni tiene la vaca atada. Procesos mucho más triunfales abrieron crisis políticas, sociales y económicas inesperadas en Argentina. Los dos primeros años de Macri se despiden con una serie de promesas incumplidas pero con una oposición dividida que ayuda al Gobierno para su subsistencia.

El Gobierno debe corregir el rumbo, sobre todo el económico sin caer en el chantaje de volver al pasado. 







 

La INJusticia en Salta

La mató y después se suicidó: los que dejaron libre al femicida de Quijano

La mató y después se suicidó: los que dejaron libr... 10

¿La vuelta de las AFJP?

Aseguradoras se preparan para ofrecer alternativas de jubilaciones privadas

Aseguradoras se preparan para ofrecer alternativas... 1