QPS / Policiales

Archivo del Crimen / Tres salteños dijeron "nos vamos a pescar" y aparecieron reventados a tiros

Juan Carlos Callejas, Horacio López y Andrés Plata, fueron encontrados muertos en el norte de Salta en 2012. Fueron víctimas de una venganza narco.

Tres salteños dijeron "nos vamos a pescar" y aparecieron reventados a tiros

Fue uno de los crímenes vinculados al narcotráfico más brutales que haya visto Salta. Ocurrió entre las 1.30 y 11 de la mañana del miércoles 10 de octubre de 2012, en el paraje Acambuco (a unos 50 kilómetros de Tartagal). Las víctimas fueron identificadas como Horacio López, Andrés Plata y Juan Carlos Callejas. Este último estaba señalado como el lider de una banda que comercializaba drogas en el departamento San Martín. 

López, Plata y Callejas aparecieron muertos a tiros dentro de un Fiat Uno Fire, color gris. Los asesinos usaron armas de "uso militar" y les habrían disparado al menos 10 veces a cada uno. 

Los investigadores resolvieron que no se trató de un intento de robo, sino de una venganza narco. Arribaron a dicha conclusión tras recolectar varios datos importantes que detallaremos a continuación. 

Callejas venía siendo investigado por la Gendarmería Nacional, meses atrás de su triste final, por comercialización de estupefacientes. A su vez, era seguido por una banca narco de origen boliviano a la que le había "mexicaneado" algunos kilos de cocaína durante una entrega que le habían encargado. López y Plata eran sus amigos. 

Antes de encontrarlos acribillados, los tres fueron vistos juntos en diferentes puntos. El primero de ellos fue un bar en Aguaray. En medio de la ingesta de bebidas, le sonó el celular a Callejas. Atendió, colgó y dijo que se iba a pescar. Luego le pidió a dos acompañantes que fueran con él. 

Al amanecer los tres comenzaron el supuesto viaje de pesca, sin que ninguno llevara cañas. Con esa excusa pasaron los controles de la empresa Panamerican Energy, que vigilaba celosamente la ruta de acceso a Acambuco, aún cuando su auto no tenía chapa patente .

A 3 kilómetros de la frontera con Bolivia, al menos tres sicarios agazapados en el monte y las rocas que están a la orilla de un arroyo dispararon haciendo blanco en el auto, para que Horacio López –quien conducía– se detuviera. Este, a su vez, habría sacado una pistola para defenderse pero fue abatido.

Con la situación controlada, los sicarios mataron también a Andrés Plata –recibió una decena de tiros– ante la desesperación de Callejas, que miraba todo desde el asiento de atrás, del lado derecho. Ahí no más, y con saña, los sicarios lo ejecutaron con un fuego cruzado a través de las ventanillas de ambos lados. Antes de huir, uno de los asesinos le habría arrebatado el arma a López. 

El nombre de los asesinos permaneció en desconocimiento de los investigadores, pero no entre los familiares de las víctimas. 

Días después de descubrirse el triple crimen, tal como juraron en el velorio, familiares de Andrés Plata asesinaron a un narco -de apellido González- en la puerta de la clínica Monserrat, en Yacuiba. La víctima de este nuevo crimen sería el propietario de la droga robada por la banda de Callejas. 

En mayo del 2013, el juez Fernando Mariscal Astigueta, a cargo del caso, unió las pistas necesarias y ordenó la detención de César Ortíz. Creía que era uno de los sicarios de Plata, López y Callejas. Recién en febrero del año pasado, Ortíz fue a juicio donde lo condenaron a 5 años de prisión efectiva por ser autor responsable del delito de encubrimiento agravado. Fue el único condenado por el hecho que conmovió a Salta. 

 

 

 

Horror en un barrio salteño

Imagen Ilustrativa

Golpeó salvajemente a su ex pareja y le tiró un la... 6

Misterio en el norte

Salteña fue al baño y cayó muerta: detuvieron a su novio al ver el parte médico

Salteña fue al baño y cayó muerta: detuvieron a su... 7