QPS / Policiales

Una tragedia / Nenito murió aplastado por un mueble y la ambulancia hizo algo indignante

Francesco tenía dos años y murió por las graves heridas sufridas en el accidente doméstico.

Nenito murió aplastado por un mueble y la ambulancia hizo algo indignante

La vida de un niño de tan solo dos años terminó cuando un terrible accidente doméstico se desarrolló en una vivienda de Bahía Blanca. En un momento de descuido, el menor murió al ser aplastado por un sommier.

Según informó Crónica, la tragedia sucedió cuando Francesco se encontraba en la casa de su abuela, al cuidado de su tía que estaba limpiando la habitación y dejó un sommier apoyado contra la pared. El nene tocó la cama cuando nadie le estaba prestando atención, y el pesado mueble cayó sobre él, aplastando su pecho.

"Levanté el somier y llevé a Francesco afuera. En ese momento, nos dimos cuenta que él quería respirar y ya no podía. Por esto, lo apoyamos en el suelo y le hicimos respiración boca a boca, con mi hermano", cuenta Johana Acosta, la madre del pequeño que perdió la vida.

Los padres de la criatura llamaron a la ambulancia, pero la ayuda no llegaba. Rosana González, abuela de la víctima, expuso que esperaron al vehículo de urgencias durante 50 minutos antes de decidir llevar al niño al hospital en el auto de su marido. "Una ambulancia no puede tardar tanto, fue muy duro que nunca llegaran a mi casa", reprochó indignada González.

En el camino, la familia de Francesco se encontró con Defensa Civil y suplicaron ayuda. El personal médico reaccionó, según informan las fuentes, con sorpresa y no comprendía la situación. "Ellos se sorprendieron, cuando les dijimos que el bebé no respiraba y no entendían lo que estaba pasando. Los oficiales no estaban en camino a mi casa", agregó la abuela 

"Mientras atendían a mi nieto, uno de ellos insistía con que llamaran a la ambulancia, porque se trataba de un código rojo, y recién 15 minutos más tarde, la ambulancia llegó al lugar". Defensa Civil intentó reanimar al niño pero ya había entrado en un paro cardíaco y no pudieron salvarlo.

Al llegar al Hospital Municipal, constataron que el pequeño ya había fallecido. "Francesco era mi todo, era mi bebe, era el sol que nos iluminaba todos los días", concluyó la madre del niño.

Pánico y locura

Imagen ilustrativa

Salteño quiso prender fuego su casa y matar a su f... 0

Impactante

Gravísimo accidente entre una moto y un camión en Cerrillos: hay un muerto

Gravísimo accidente entre una moto y un camión en... 0