QPS / Policiales

Archivo del crimen / Lo drogaron y mataron a golpes durante un festejo en el dique

El caso de Sebastián Gómez conmovió a todo Salta. Estaba con su jefe y compañeros de trabajo antes del triste final.

Lo drogaron y mataron a golpes durante un festejo en el dique

Lo que parecía un día de distracción laboral terminó siendo una de las jornadas más tristes de la historia policial en Salta. Fue el 17 de septiembre del 2006 cuando Sebastián Gómez murió de la forma más triste, durante una salida con su jefe y compañeros de un conocido bar, al camping Los Mayuatos, en el dique Cabra Corral.

A Sebastián lo encontraron al día siguiente, sumergido en el espejo de agua, a unos 5 metros de profundidad. La autopsia reveló que tenía un alto grado de cocaína en sangre, y varios golpes en su cuerpo. Lo curioso es que nunca había consumido drogas por “motus propio”, según confirmó su papá en ese momento.  

Los peritos determinaron que la víctima no se ahogó. En sus pulmones no tenía una sola gota de agua.

Había venido desde el paraje El Durazno, a unos 12 kilómetros de Metán, a buscar mejor vida en la capital salteña. Así llegó a trabajar en el conocido bar, que en ese momento era una novedad en pleno centro.

La muerte de Gómez estuvo plagada de interrogantes que nunca hallaron respuesta. Es uno de los casos que motivó la creación de la Comisión de Familiares de Víctimas de la Impunidad.

Se supo que en la noche trágica el joven había discutido con otro sujeto, en el quincho del lugar. Luego, según el relato de sus colegas, lo vieron correr a toda prisa hacia los cerros, en sentido contrario al agua, tras pelear con Luz Cata, su compañera de trabajo y pareja. Por esto, el lugar donde apareció (a un kilómetro de distancia) es una de las incongruencias detectadas.

“Estaban poniéndose muy pesados”, dijo Cata sobre esa noche. Nunca explicó con certeza lo ocurrido.

Lo que se cree es que Sebastián tuvo un altercado con los otros muchachos que lo acompañaban, quienes lo habrían obligado a tomar “merca”. Luego le habrían dado una paliza descomunal hasta que dejó de respirar y lo tiraron al agua.

Tiempo después se pidió la detención del -ahora ex- propietario del local y los presentes durante el trágico festejo, pero no hubo imputaciones. Así que los liberaron ya que no pudieron demostrar que fueran los responsables. 

La causa se cerró dos veces hasta el 2008, pero nunca se encontraron a los culpables. Al no haber avances hasta el día de hoy, se habría archivado entre otros expedientes en Ciudad Judicial. 

Insólito pero real

Conmoción: adolescente murió en un choque y se escuchaban ruidos en el cajón

Conmoción: adolescente murió en un choque y se esc... 9

Salta, la violenta

Lo apuñalaron, se desangró en la calle y murió

Lo apuñalaron, se desangró en la calle y murió 2