QPS / Policiales

Aberrante es poco / La violaron entre 8 vecinos en una fiesta y le balearon la casa para que se vaya

Paula Martínez tiene 19 años y fue a una fiesta de la que se retiró a poco de haber llegado porque no se sentía bien. Fue drogada y luego violada por al menos ocho hombres que viven en el mismo barrio.

La violaron entre 8 vecinos en una fiesta y le balearon la casa para que se vaya

El calvario de Paula de 19 años de edad, comenzó el 10 de diciembre pasado cuando fue a la fiesta de cumpleaños de una vecina y amiga de la infancia. "Ese día fue abusada por más de ocho hombres, hay cinco que ella los conoce del barrio y otros tres que no los puede identificar. Uno es guardia comunal acá, en Florencio Varela", cuenta Sandra, madre de la joven.

Si bien la denuncia la hicieron antes de las 72 horas, cuando ella pudo recordar lo sufrido, en la comisaría no le hicieron los hisopados ni la vio una ginecóloga. "Cuando ella estaba ahí declarando, no sé cómo se enteraron y ellos aparecieron ahí", contó su mamá, Sandra Zapata, a la prensa.

"Todos viven cerca, cada vez que salimos tenemos que pasar por las casa de ellos. Ya amenazaron a mi hija con que la iban a matar. Son de familias numerosas y recibimos insultos cuando salimos de casa. Además, pusieron al barrio en contra de mi hija dicen que ella es una atorranta", detalló Sandra, desesperada.

Según indica Contexto, hace pocos meses solicitaron ayuda por los medios de comunicación, denunciando los mensajes intimidatorios que reciben. Sin embargo, los acusados nunca fueron detenidos. Existe una restricción perimetral, pero ninguno la cumple y pasan por la puerta de su casa sin que nadie se los impida.

El hecho traumático que sufrió Paula afectó a su empleo y sus ganas de vivir. "Ella, por cómo quedó después de los abusos, perdió su trabajo, intentó suicidarse, está en tratamiento psicológico y psiquiátrico", insiste Sandra, quien también apunta contra su vecina porque "le insistió para que fuese, la fue a buscar a la casa. Para nosotros es la entregadora. Cuando mi hija llegó a la fiesta, le dieron una bebida que tenía droga, por los síntomas creemos que era burundanga, ella perdió el control enseguida y fue recordando de a poco". "Queremos Justicia y necesitamos irnos del barrio, pero no tenemos dinero para hacerlo", concluyó.

Gran conmoción

Imagen ilustrativa

Hallan el cuerpo de un bagayero en la frontera con... 2

Martes trágico

Foto Captura Video El Tribuno

Terrible accidente en la Circunvalación Oeste: hay... 1