QPS / Policiales

A lo Pablo Escobar / En Salta, periodista expuso maniobras de prestamistas colombianos y lo amenazaron de muerte

El hecho se registró el fin de semana en General Mosconi. El conductor de una motocicleta, vestido con ropa estilo militar habría dicho que “la próxima vez que hable – de ellos- es boleta”.

En Salta, periodista expuso maniobras de prestamistas colombianos y lo amenazaron de muerte

El fin de semana se registraron amenazas a un periodista del departamento San Martín. El hecho sucedió por exponer la maniobra de prestamistas colombianos, que llegaron a irrumpir en el domicilio de un cliente para exigir la paga. La denuncia fue radicada ante la Comisaría Nº42 de Tartagal. Las actuaciones quedaron en la Fiscalía Penal N°3, a cargo de Pablo Alejandro Cabot.

Informó FM Alba que el periodista fue increpado el viernes último en plena Ruta 34. La denuncia se hizo inmediatamente, acompañado por sus colegas de trabajo en radio. Al hacer la denuncia, Juan Ángel Espinoza pidió seguridad y protección para él y para su familia, que reside en Tartagal.

Espinoza relató que quien lo amenaza era uno de dos hombres que se movían a bordo de una motocicleta. "El conductor de la motocicleta era un hombre robusto, de gafas oscuras, de tez bien blanca, barba y bigotes y vestía una campera de cuero negra; el acompañante vestía pantalones tipo militar, era de contextura más delgada y tez muy oscura", contó.

Acto seguido, le intimaron a que "deje de hablar de nosotros, que la próxima vez que diga algo es boleta". La gravedad de lo ocurrido volvió a poner a la comunidad colombiana y sus negocios en la zona otra vez en foco. Una porción de este grupo de residentes se mostró particularmente molesto por la estigmatización que sufren pero la realidad no hace más que preocupar a todos los sectores sociales.

"Yo entrevisté a un hombre que tuvo un problema con ellos. Pidió prestado un dinero y les dijo en qué fecha iba a pagarlo, un préstamo chico", comenzó contando, "cuatro día antes de la fecha límite, entraron a su casa, donde había una adolescente y dos menores de 8 y 10 años. La chica se asustó y llamó a su papá. Cuando llega el padre lo agarran y lo intiman a pagar en ese momento. El hombre le recordó la fecha acordada para el pago, que puso en evidencia una mentira entre los prestamistas", detalló. 

Una limosna

Crimen del enfermero: los miserables viáticos de los policías que viajaron para capturarlo

Crimen del enfermero: los miserables viáticos de l... 26

Un reincidente

El alumnito del machete ya había sido expulsado de la escuela: Educación revocó la decisión

El alumnito del machete ya había sido expulsado de... 16