QPS / Policiales

Archivo del crimen / El brutal asesinato que oculta una de las esquinas más famosas de Salta

En Mitre y Santiago del Estero, fue asesinado Juan Carlos Hannawy. Era un destacado profesor, economista y dueño de varias propiedades de la zona.

El brutal asesinato que oculta una de las esquinas más famosas de Salta

A diario pasan cientos de personas por la esquina de Mitre y Santiago del Estero, a escasos cien metros de la Legislatura provincial y tres cuadras de la plaza 9 de Julio. En ese punto del centro salteño se produjo uno de los asesinatos más brutales de la historia criminal en Salta. Se trata del caso Hannawy.

La víctima fue identificada como Juan Carlos Hannawy. Era hijo de un inmigrante iraquí.

Con su título de licenciado en Economía, Hannawy fue profesor en la Universidad Católica y consultado economista. Tenía su estudio en la misma esquina donde le arrebataron la vida de la forma más cruel.

Fue el 10 de septiembre de 2010 cuando dos sujetos ingresaron a su oficina (Mitre 406) con la excusa de querer alquilar alguna de las tantas propiedades familiares que administraba. Ya lo habían visitado, aparentemente, en otras oportunidades. Cuando lo vieron indefenso, lo redujeron y comenzaron a golpearlo con una violencia inusitada.

El economista tenía varias costillas rotas, la cara bañada de sangre desfigurado y uno de sus tobillos quebrado. Los investigadores creen que le pegaron con un hierro y así pudieron tirarlo al suelo. La hipótesis que arrojó la autopsia es que no habría muerto por los golpes, sino de un paro cardíaco producto del stress que le provocó el atraco.

Tal vez con Hannawy agonizando, los delincuentes dieron vuelta todo lo que pudieron, pero nunca encontraron los US$ 26.650 y $9.900 que había escondido detrás de un armario.

Según detalló el sitio de noticias Iruya, el profesional fue hallado por una sobrina suya que había acudido al lugar y que advirtió que la puerta de la oficina se hallaba entreabierta. El cuerpo de Hannawy fue en el suelo, maniatado y con la boca recubierta de cinta de embalar.

Las pesquisas policiales recolectaron imágenes de la cámara de seguridad del colegio Santa Teresa -ubicado en la misma cuadra de la escena del crimen- que tomaron a los sospechosos. Sin embargo, la pista fue inútil ya que no se logró dar nunca con los sujetos.

Que Pasa Salta consultó a fuentes judiciales acerca del estado de la causa. Con el pasar de los años la investigación pasó a transición y no tuvo más movimientos. 

Narco mochileros en Tartagal

Más de 100 kilos de cocaína incautados y un detenido

Más de 100 kilos de cocaína incautados y un deteni... 1

Salta, la violenta

Dos patotas terminaron a los tiros en Orán

Dos patotas terminaron a los tiros en Orán 0