QPS / Policiales

Con pasta base de por medio / Buscó del bajo a dos prostitutas salteñas, las llevó a un hotel y terminó todo muy mal

Todo el caos ocurrió en un conocido hotel del centro. Pasó una de las peores noches de su vida.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Un productor de música que vino de Buenos Aires salió del hotel donde estaba parando y se tomó un taxi (que manejaba un conocido de él). 

El taxista lo llevó al bajo para buscar a dos prostitutas y en una esquina subieron a una rubia y una morocha. 

Siempre con el taxista de guía, publica el medio Informate Salta, fueron hasta un hotel de calle Lerma al 700, donde cada uno ingresó a una habitación. 

El productor pagó ambos servicios y luego el taxista lo dejó en su hotel. A los pocos minutos, sin embargo, el joven empleado de la productora salió en busca de más acción y retornó al hotel de calle Lerma, donde ya lo esperaban las dos mujeres con las que había estado anteriormente junto al taxista.

Leer más: La decisión que tomó el productor "tras ser estafado" por las prostitutas salteñas

En esta ocasión, el hombre ingresó a una habitación con las dos prostitutas. Allí adentro, la rubia comenzó a consumir pasta base, por lo que en seguida se alteró y los problemas se abrieron paso. Las dos mujeres le pidieron que pague el servicio, pero el asistente se negaba porque no había sido atendido aún.

Ambas comenzaron a gritar y lo amenazaron, entonces el productor dijo que le pagó a la “morocha” 490 pesos, mientras que a la rubia le dio sólo 300. Esos montos no hicieron más que alterar aún más a las dos mujeres.

El hombre quiso escapar y ambas lo persiguieron hasta el mostrador del hotel donde el joven rápidamente le dio a la encargada una suma de casi tres mil pesos para que lo resguarde, pues ya presumía que todo podía terminar mal.

En esos momentos, la rubia se contactó con una tercera persona por teléfono celular. Luego de unos minutos, cuando el asistente estaba por traspasar la puerta del hotel ,apareció un sujeto de gran contextura, pelo largo y morocho, quien le cerró el paso y al mejor estilo de “patovica” le dijo que no iba a salir hasta que pague la tarifa.

“Paga lo que tengas que pagar o ya sabes”, le dijo el sujeto, mientras se refregaba los nudillos. En esos momentos, la campana salvó al joven asistente que había salido en busca de aventura, pues llegó la policía y se llevó demorado a las dos prostitutas y a su ángel protector.

 

No iba despacito

Tremendo choque en el macrocentro: camioneta casi se mete en una conocida pizzeria

Tremendo choque en el macrocentro: camioneta casi... 5

Terminó detenida

Escondió marihuana dentro de un bollo y quiso ingresarla a una comisaría en S. Mazza

Escondió marihuana dentro de un bollo y quiso ingr... 2