QPS / Policiales

Archivo del Crimen / A horas de la Navidad, energúmeno salteño le prendió fuego a su novia y la mató

Maricel Villagrán fue la víctima del brutal crimen que sacudió a Salta en la Nochebuena del 2003. Su asesino fue condenado a cadena perpetua.

A horas de la Navidad, energúmeno salteño le prendió fuego a su novia y la mató

Esta medianoche, los salteños celebrarán una nueva Navidad. Para la familia de Maricel Villagrán no será una más. Siempre recordarán la tragedia que les tocó vivir en la Nochebuena del 2003, cuando la joven fue asesinada por su novio Fabián Salazar. 

Ella murió el 8 de enero del 2004, en la terapia intensiva del hospital San Bernardo, es decir 14 días después de una terrible agonía.

Maricel, una joven de contextura delgada, trabajaba como supervisora auxiliar en la cadena de supermercados Norte, ubicado a pocas cuadras de su casa en el barrio Villa Cristina, de esta capital. Era la mayor de cinco hijos.

Ella había mantenido un corto romance con Zalazar, a quien durante una fiesta entre compañeros de trabajo en su propia casa, se lo había presentado a su madre. "Fue la única vez que lo vi", dijo Belza Arce. 

La madrugada del 24 de diciembre de 2003, la joven salió de trabajar a las dos y cinco, después de un brindis en el supermercado. Durante el regreso, se encontró con Zalazar. Fue en ese momento que los dos empezaron la discusión que terminó de manera trágica.

"Ella —por Maricel—, me dijo que fue Fabián Zalazar. El la esperó en la esquina de General Paz y Corrientes, a media cuadra de nuestra casa, y le dijo que había tenido un accidente en la moto. Apareció con una venda en la frente y una gorra encima. Mi hija me contó también que él quiso que ella se sentara en el umbral del almacén que está en esa esquina, pero ella se negó. Como la llevó a los empujones, se le salió una sandalia. Cuando se agachó para recogerla, él la roció y la prendió fuego", relató Genaro, el padre de la víctima a diario Clarín, días después de la tragedia. 

Con el griterío de Maricel, los vecinos alcanzaron a llamar a la Policía. Uno de ellos, que acababa de llegar a su casa, vio en la esquina a una pareja discutiendo. Al sentir el pedido de ayuda, volvió a la calle y encontró sola a la joven envuelta en llamas. Entonces tomó una frazada y corrió para apagarle el fuego.

El 9 de junio de 2006, luego de tres años de angustia para la familia de Maricel, la Cámara I del crimen, resolvió condenar a prisión perpetua a Fabián Salazar, a quien consideraron responsable del homicidio, pese a que negó toda acusación.

Con justa razón, tras oir el fallo de los jueces, los familiares brindaron un aplauso en memoria de la joven "que ahora descansa en paz".

Aberrante

Policías les prestaban celulares a los presos a cambio de favores sexuales

Policías les prestaban celulares a los presos a ca... 2

Se apagó un grande

Dolor y conmoción en la música tropical: murió el Chino de La Nueva Luna

Dolor y conmoción en la música tropical: murió el... 6