QPS / Mundo Bizarro

Gran Bretaña / Madre e hija, adictas a las cirugías estéticas

"Nos gusta hacernos cirugías plásticas juntas. Somos muy unidas, somos mejores amigas". Así se presentan Georgina Clarke de 38 años y Kayla Morris, de 20. Son madre e hija, viven en Gran Bretaña, y se reconocen adictas a las intervenciones estéticas. Tanto, que ya llevan el equivalente a unos 800.000 pesos argentinos invertidos en su imagen.

Madre e hija, adictas a las cirugías estéticas

"Mi mamá es mi mejor amiga y la cirugía plástica es una forma de estar unidas", cuenta la joven en un video publicado en YouTube por News Dog Media. Ella fue quien financió todos los encuentros con el bisturí. Dejó el colegio a los 17 años para ponerse a trabajar como stripper y en el club donde bailaba conoció a un hombre rico que las ayudó con su "proyecto".

Fanáticas de la modelo británica Katie Price , el objetivo de estas mujeres es parecerse a ella, cueste lo que cueste. "Es perfecta, todo el paquete", dice la madre. "Sí, me gusta la manera en que se ve y lo exitosa que es", agrega la hija. Cuando Kayla tenía 10 años, y todavía estaba en la primaria, decidió que ella y su mamá iban a hacer todo lo posible para ser como su ídola, que hoy tiene 37 años. Aseguran que les queda mucho por hacer para cumplir su sueño.

La transformación de Georgina y Kayla incluyó aplicaciones de botox y aumento de pechos, glúteos y labios. Junto a las operaciones que están a la vista se hicieron tratamientos estéticos, maquillaje permanente, blanqueamiento dental y extensiones de cabello. Además, cinco veces por semana van a una cama solar. Entre sus proyectos a futuro figura un rejuvenecimiento vaginal para la madre. Una adicción que parece no tener límites.


Insólito

Fingió estar en coma durante dos años para evitar ir a prisión

Fingió estar en coma durante dos años para evitar... 3

Mundo Bizarro

El Gigoló se arregló los dientes y ahora busca nuevas conquistas

El Gigoló se arregló los dientes y ahora busca nue... 8