QPS / Internacionales

Elecciones en EE.UU. / Por qué Hillary Clinton y Donald Trump son los candidatos más impopulares de la historia reciente

En caso de que la demócrata Hillary Clinton gane las elecciones, parte de su éxito se deberá al rechazo que Donald Trump genera particularmente entre los votantes hispanos y afroestadounidenses.

Por qué Hillary Clinton y Donald Trump son los candidatos más impopulares de la historia reciente

Y si el republicano Donald Trump se convierte en el próximo presidente de Estados Unidos, su triunfo también tendrá algo que ver con la poca confianza y empatía que provoca Hillary Clinton entre el electorado de EE.UU.

¿Cómo es posible esto?

Pese a que ambos candidatos ganaron las primarias de sus partidos con claridad, ambos se han visto envueltos en diferentes polémicas antes y durante la campaña electoral que han minado su popularidad.

De hecho, las encuestas muestran que sus niveles de popularidad y confianza ya eran bajos antes de iniciar la carrera presidencial y no mejoraron con las intensas acciones proselitistas que realizaron en estos meses.

A continuación, te contamos por qué las encuestas y los expertos señalan que Donald Trump y Hillary Clinton son los candidatos presidenciales menos populares de la historia reciente en EE.UU.

"Profundamente impopulares"

Rajini Vaidyanathan, una de las corresponsales de la BBC en Estados Unidos, indicó que, después de cruzar de costa a costa ese país hablando con votantes, comprobó que los dos candidatos son "profundamente impopulares".

"La forma de Trump de referirse a las mujeres ha sido un punto de quiebre para muchos, incluyendo republicanos que que adoraban a la familia Bush y creen que Trump agrió el gusto del partido", dijo la periodista.

Sin embargo, Vaidyanathan añade que también conoció votantes blancos que votaron por Obama, "pero simplemente no pueden digerir a Clinton".

La encuesta nacional de la cadena ABC con el Washington Post publicada este miércoles señala que, a menos de una semana de las elecciones, 60% de los entrevistados tiene una opinión desfavorable de Hillary Clinton y el 58% opina lo mismo de Donald Trump.

Se trata así de los candidatos presidenciales más impopulares desde que ambos medios empezaron a realizar esta encuesta en 1984.

Como prueba de lo dividida que está la opinión en Estados Unidos respecto a sus candidatos, el 90% de los seguidores de Trump tiene una opinión desfavorable de Clinton y viceversa.

Pesan más las cosas malas

Y ¿por qué son tan impopulares?

Los investigadores de la Universidad de Chicago Ed O'Brien y Nadav Klein publicaron recientemente un estudio sobre la percepción de ambos candidatos y concluyeron que en ambos casos pesan más sus "malos actos" que sus logros personales.

"Ambos candidatos tienen logros impresionantes, pero no importa cuántosméritos personales puedan ofrecer, nuestros hallazgos (junto con muchos otros en la ciencia psicológica) sugieren que la mente humana da un peso preferencial a las cosas malas", explican los investigadores.

Es por ello que, según O'Brien y Klein, los dos candidatos tuvieron una "batalla cuesta arriba" por mejorar su imagen en toda la campaña.

Votantes insatisfechos

Puede llamar la atención que dos personas con cifras de popularidad tan bajas como las de Clinton y Trump llegaran a ser los candidatos de los principales partidos de Estados Unidos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que sólo el 18% de los votantes estadounidenses participó de las elecciones primarias de demócratas y republicanos.

Por si fuera poco, apenas el 9% apoyó a Clinton y Trump. La otra mitad se inclinaba por los demás candidatos.

Este fenómeno generó que los votantes busquen otras opciones.

Como explica a la BBC el profesor de la Universidad de Georgetown Hans Noel, es imposible que un tercer partido gane las elecciones, pero este año las candidaturas alternativas se vieron beneficiadas por la impopularidad de los candidatos de los dos partidos mayores.

El analista señaló que, con este panorama, estas opciones diferentes pueden afectar el resultado en algunos estados.

Es el caso del candidato independiente Evan McMullin, quien aparece empatado en las encuestas con Donald Trump y Hillary Clinton en el estado de Utah, una región tradicionalmente republicana.

El fenómeno se ha visto también con los grupos de seguidores del precandidato demócrata Bernie Sanders que se niegan a dar su voto a Clinton.

La ex primera dama lleva décadas en la política nacional estadounidense, mientras Donald Trump es una cara conocida del mundo del entretenimiento desde los 80.

Su trayectoria los llevó hasta las puertas de la Casa Blanca, pero también puede costarles el paso decisivo para instalarse en la oficina oval: ganar las elecciones del 8 de noviembre.


 

Imperdonable

Su hijita murió atropellada mientras ella miraba su celular

Su hijita murió atropellada mientras ella miraba s... 3

Guerra de cárteles

La barbarie regresa a Tijuana con un cadáver colgado de un puente

La barbarie regresa a Tijuana con un cadáver colga... 1