QPS / Internacionales

Estaba disfrazado / Fue liberado por sufrir la “enfermedad del niño rico”, pero cayó otra vez

A los 13 años le regalaron una camioneta con la que atropelló y mató a 4 personas. Por padecer afluenza le dieron libertad condicional. Huyó a México pero lo apresaron nuevamente.

Fue liberado por sufrir la “enfermedad del niño rico”, pero cayó otra vez

Ethan Couch, el niño rico, se fugó a México y hasta se tiñó el pelo. Huyó con su madre, Tonya Couch, que lo sobreprotege y malcría demasiado. 


Ambos intentaron disfrazarse y mezclarse entre los turistas estadounidenses que atestaron una ciudad de México en las fiestas de fin de año, pero ahora están bajo custodia y en proceso de deportación hacia Estados Unidos, informaron autoridades.

El jefe de policía del condado Tarrant, Dee Anderson, dijo que Ethan Couch –conocido por su alegato de afluenza cuando fue en enjuiciado por atropellar y matar a cuatro personas cuando conducía ebrio– y su madre se habían preparado para desaparecer de EE.UU. Couch, de 18 años, hasta se tiñó el cabello de negro. Fueron detenidos en la ciudad costera de Puerto Vallarta.

El joven fue procesado en 2013 por matar a cuatro personas en un accidente vial mientras conducía borracho, pero durante el juicio sus abogados alegaron que el muchacho sufría afluenza. Ante esto, el fiscal pidió para Couch 20 años de prisión. Sin embargo, fue hallado culpable de homicidio involuntario por intoxicación y sentenciado a 10 años de libertad condicional y a rehabilitación.

La juez Jean Boyd aceptó como atenuante el principal argumento de la defensa: que el joven –entonces de 13 años– sufría afluenza, “la enfermedad de los niños ricos”.


Pero, ¿de qué se trata? Fue el psicólogo clínico Dick Miller el que reforzó el argumento de la defensa, al testificar a favor de Couch. El experto explicó que el acusado, miembro de una de las familias más acaudaladas del estado, era víctima de unos padres irresponsables que lo habían malcriado. De acuerdo con el psicólogo, los padres de Couch dejaron que prácticamente se criara solo, sin ninguna regla ni límite, y jamás lo castigaron.

Como ejemplo, contó que le habían regalado la camioneta a los 13 años, a pesar de que ya había tenido problemas con la ley. Poco antes la policía lo había encontrado con una adolescente inconsciente y semidesnuda en el vehículo. Pero no enfrentó ningún juicio por ello, y sus padres tampoco lo sometieron a castigo alguno.

Hoy Couch, conocido como “el joven con afluenza” o el chico de la "enfermedad del niño rico", acaba de ser detenido por la policía mexicana, que lo encontró junto con su madre, Tonya Couch, de 48 años, y ambos serán entregados a las autoridades de Estados Unidos. 

A ver si ahora aprende...
 

Venezuela

El chavismo impugna los resultados electorales en seis circunscripciones

El chavismo impugna los resultados electorales en... 0

¡A la belga!

Escándalo por orgía entre policías y militares

Escándalo por orgía entre policías y militares 1