QPS / Internacionales

Historia real / Fue a cenar con su esposo y amigos y dos semanas después murió envenenada

Julie Hemmings era una mujer de 53 años que murió en Turquía dos semanas después de caer severamente enferma.

Fue a cenar con su esposo y amigos y dos semanas después murió envenenada

Julie y su marido Mark, de 55 años, disfrutaron de un asado en un restaurant de Londres, junto a su cuñado Nick Kyriacou y su esposa, Trish, el día antes que la pareja se fuera de vacaciones por dos semanas de vacaciones, consigna el medio inglés The Mirror.

Los Hemmings reservaron una escapada romántica en la localidad de Bodrum, Turquía, pero tan rápido como llegaron, la mujer comenzó a sentir malestares, se puso roja y empezó con diarrea. Dos semanas después murió.

Los doctores le señalaron a Mark que “el veneno recorrió todo su cuerpo” luego que el intestino de Julie sufriera una perforación.

Es por eso que se abrió una investigación contra el local y su comida, puesto que luego de esa cena, los cuatro se sintieron mal, pero Julie claramente tocó la peor parte.

Al describir la situación de su esposa, Mark, de East Yorkshire, Inglaterra, señala: “Mientras yo me recuperaba, Julie se ponía peor y en el avión le dolía tanto el estómago que se le caían las lágrimas“.

Tan rápido como llegaron al departamento, Julie corrió al baño, pero una vez que pudo mantener el control y se fue a la cama, sus síntomas empeoraron.

Mark terminó llevándola al hospital y allí permaneció con respirador artificial, y más tarde fue trasladada de hospital por asuntos del seguro.

Allí los doctores le dijeron a Mark que el intestino de su esposa tenía una perforación y el veneno se había filtrado en su organismo. Julie tuvo un shock séptico y sus órganos comenzaron a fallar.

“Ella estuvo totalmente sedada. La miré y sus ojos parecían como de vidrio. Ellos dijeron que podía escucharme y entenderme, pero cinco minutos después es probable que no supiera que yo estaba allí“, comentó Mark.

Refiriéndose a su horrible experiencia, el viudo comento que no quería que nadie pasara por lo que vivió su esposa, asegurando que cuando uno tiene diarrea muchas veces no le pone atención, pero en este caso, todos comieron los mismo y tres se enfermaron.

Por último, comenta que la soledad que sintió luego de su muerte fue lo más terrible, sobre todo al recordar que visitar Turquía era uno de los sueños que tenía Julie. 

Una locura

Tuvo que enterrar a su hijo, pero 5 años después vio la cara de un extraño y esto pasó

Tuvo que enterrar a su hijo, pero 5 años después v... 4

De no creer

Imagen ilustrativa

Se olvidó a su bebé bajo el sol, la metió en la he... 2