QPS / Internacionales

Increíble / El niño de 4 años que se negó a salir de la cárcel en India

Durante cinco días, un niño de 4 años estuvo bajo custodia policial, en una celda en el pueblo de Ganderbal, en la región de Cachemira. El pequeño, llamado Iftikhar Ahmad, se convirtió en el centro de una controversia entre India y Pakistán. Y entre su padre y su madre.

El niño de 4 años que se negó a salir de la cárcel en India

Iftikhar no había sido arrestado, pero sí su padre, Gulzar Ahmad Tantray. El niño se negó a irse sin él.

Tantray, quien creció en un pueblo en Ganderbal, cruzó a la Cachemira administrada por Pakistán en 1990, supuestamente para entrenarse en el manejo de armas en un momento en el que la insurgencia contra el gobierno indio estaba en su apogeo.

Tantray volvió a la Cachemira india el pasado jueves junto con Iftikhar y fue puesto bajo custodia policial el viernes 18 de marzo.

Pero Rohina Kayani, la madre de Iftikhar, que vive en la Cachemira pakistaní, acusó a su marido de secuestrar al niño y escaparse con él a la parte india de la región. La familia de Tantray niega las acusaciones.

De hecho, ambas partes ni siquiera están de acuerdo en si Tantray es el padre biológico de Iftikhar o no.

La BBC explica las diferentes versiones de esta historia.

La versión de la madre. Rohina Kayani dice que se casó con Tantray en 2002 y no tuvieron hijos biológicos, pero adoptaron a Iftikar en enero de 2012.

"Perdí a varios miembros de mi familia durante el devastador terremoto de 2005. Entre los muertos estaba mi hermano favorito, Iftikhar, así que le puse su nombre a mi bebé", le dijo al periodista del servicio urdu de la BBC, Aurangzeb Saifullah, en su casa en Muzaffarabad, en la Cachemira pakistaní. "El niño trajo una felicidad inmensa a nuestras vidas", contó. Dicha felicidad recibió un golpe inesperado este mes.

"El 12 de marzo, mi marido se llevó al niño diciendo que iba a una boda a Haripur, en Khyber Pakhtunkhwa [en Pakistán]. Dijo que volvería por la tarde". Sin embargo, no volvió, y al día siguiente su teléfono estaba apagado. Cuando una búsqueda desesperada de tres días no dio resultados, llamó a los padres de su marido en Ganderbal.

"Ahí fue cuando me enteré de que había llegado al valle de Cachemira vía Dubai. No tengo ni idea cuándo y cómo consiguió los documentos de viaje para él y el niño", explicó Rohina Kayani. Ella puso una denuncia en la comisaría local en Muzaffarabad, acusando a su marido de secuestrar al niño.

"No creo que vaya a poder volver a ver a mi hijo", dijo llorando. "Era mi única esperanza. Ahora me lo han quitado".

El activista de derechos humanos pakistaní Ansar Burney escribió cartas al primer ministro indio, Narendra Modi, y a la alta comisión india en Islamabad, pidiendo que devuelvan a Iftikhar a su madre lo antes posible. "Esto es tráfico de personas", dijo. "Si el niño tiene un pasaporte pakistaní, ¿no debería ser devuelto a Pakistán?".

"El bienestar del niño es lo más importante. Creo que la madre es la madre, haya dado a luz al niño, lo haya adoptado o criado. Debería ser devuelto a casa cuanto antes".

La defensa de la familia Tantray. El periodista del servicio indio de la BBC, Majid Jahangir, se encontró con el padre de Gulzar Ahmad Tantray, Mohd Maqbool Tantray, en su casa en el pueblo de Saloora, en el distrito de Ganderbal.

"¿Cómo puede un padre secuestrar a su propio hijo?", preguntó Mohd Maqbool Tantray, añadiendo que las acusaciones contra su hijo son "totalmente falsas".

"Mi nieto quiere mucho a su padre, así que vino aquí con él", dijo.

Se cree que Gulzar Ahmad Tantray fue uno de los miles de jóvenes cachemiros que empezaron a cruzar al lado pakistaní después de 1988 para unirse a los campos de entrenamiento militar y luchar por la libertad en India.

Desde noviembre de 2010, cuando el gobierno indio anunció una nueva "política para permitir el retorno de excombatientes a los estados de Jammu y Cachemira", cientos han vuelto a sus casas en el valle, muchos de ellos con sus familias.

La familia de Tantray niega que Iftikhar sea adoptado. Su hermano Zubair le dijo al diario The Indian Express que Gulzar tuvo dos esposas en Pakistán y que Iftikhar es hijo de su segunda mujer, la cual está muerta.

Según él, Rohina Kayani es la madrastra y por eso su hermano decidió llevarse al niño con él.

Un punto caliente. La controversia ha puesto de manifiesto la separación existente entre la Cachemira india y la pakistaní.

La región ha sido un punto caliente entre ambos países desde que se dividió en 1947 y el viaje directo entre ambos lados no es posible.

¿Qué debía haber hecho la policía en Ganderbal con un niño de 4 años que se negaba a dejar de estar bajo su custodia y que se negaba también supuestamente a ir con la familia de su padre, porque no los conocía?

El niño no ha sido acusado de nada, dijeron oficiales. Sin embargo, no sabían qué hacer con él. "¿Cómo podemos arrestar a un niño de 4 años? Puede ir donde quiera, pero no quiere", declaró el oficial de policía Asif Iqbal, según The Indian Express. El problema finalmente se resolvió unos días después, el 22 de marzo, cuando Tantray salió en libertad.

Sábado de Gloria

El Papa Francisco encabeza la Vigilia Pascual en la Basílica de San Pedro

El Papa Francisco encabeza la Vigilia Pascual en l... 0

Crisis en Brasil

Dilma Rousseff: “Quieren que renuncie para evitar echarme ilegalmente”

Dilma Rousseff: “Quieren que renuncie para evitar... 3