QPS / Deportes
Matías Isola

Matías Isola

Que Pasa Salta

Dirigencia nefasta / Un bodrio llamado Federal A

El actual formato del Federal A pierde en competitividad y aleja al público de las canchas.

Un bodrio llamado Federal A

En el transcurso de la semana el Consejo Federal dio a conocer el fixture de la temporada 2016/17 del Federal A, y el consiguiente modo de disputa. Y como no podía ser de otra manera, el formato del torneo despertó polémicas y muchos clubes pusieron el grito en el cielo: Gimnasia y Tiro, Deportivo Madryn, Deportivo Roca, Independiente de Neuquén, Juventud Unida San Luis, Guaraní Antonio Franco. No obstante, la presentación de un formato alternativo quedó prácticamente descartada en las últimas horas.

Para contextualizar, el actual formato plantea cuatro ruedas en la fase de grupos todos contra todos. Esto quiere decir que por ejemplo albos y santos se enfrentarán entre sí en cuatro oportunidades en la zona 5. Un verdadero despropósito. De esta forma, los clásicos perderán atractivo y el público no acompañará de la manera deseada. Será un certamen monótono y tedioso, que tendrá su pico máximo de emociones recién a partir de la segunda fase.

Más allá del ahorro económico que implicará compartir la zona con equipos de la región (un tema no menor), los dirigentes del Consejo Federal poco se esforzaron en encontrarle la vuelta a un formato que cansa de sólo leerlo. Resulta ciertamente difícil explicar de manera sintética el modo de disputa y el camino rumbo a los dos ascensos (también habrá tres descensos y serán por promedios). Como siempre en el bendito fútbol argentino, el sentido común parece ser el menos común de los sentidos. Así estamos.

Por otra parte, la competitividad también se verá afectada por el inusual formato. Los equipos se enfrentarán hasta el cansancio entre sí y luego ingresarán en un terreno desconocido, con rivales de otras latitudes (tanto en la Zona Campeonato como en la Reválida). ¿No era más sencillo y atractivo armar menos grupos, con más equipos y a dos ruedas? En medio del caos que vive la AFA, los dirigentes se empeñan en complicar el ya deteriorado fútbol vernáculo. Todo muy rebuscado.

El hincha salteño padece una mezcla de cansancio, hartazgo, frustración y resignación. Y lo único que hace el actual fixture es potenciar el desencanto. Salvo contadas excepciones, es casi un hecho que las recaudaciones serán magras en la primera fase y el acompañamiento no será masivo. El hincha es pasional, pero tampoco estúpido. La ilusión se renueva, pero los bolsillos flaquean.

En definitiva, las cartas ya están echadas y la pelota comenzará a rodar a partir del 14 de agosto. El formato desmotiva, pero es lo que hay. Obra y gracia de una dirigencia nefasta que poco piensa en el interior futbolero del país.

Banquinearon

La foto que podría traerle problemas a Messi

La foto que podría traerle problemas a Messi 2

Copa Argentina

Foto Sitio Oficial Atlético Tucumán

Def. de Belgrano eliminó al Deca y silenció a los... 5