QPS / Deportes
Matías Isola

Matías Isola

Que Pasa Salta

Chau aguinaldo / Los precios de Boca - Olimpia, una burla al hincha salteño

Jugaron con el sentimiento genuino del hincha.

Los precios de Boca - Olimpia, una burla al hincha salteño

Los precios de las entradas para ver el amistoso internacional entre Boca Juniors y Olimpia de Paraguay el 23 de junio son un verdadero insulto para el público salteño. Los organizadores del evento (la empresa Fénix Entertainment Group) se aprovechan de la "oportunidad" (quizá única) del hincha xeneize por ver al equipo de sus amores en el Martearena y establecen valores exorbitantes para tiempos de vacas flacas: entre 290 y 650 pesos.

Desde luego, cada uno decide en qué invierte su dinero. Es algo personal. Pero también es cierto que hay futboleros que no pueden pagar el elevado costo de las entradas, y mucho menos llevar a su familia a disfrutar de un espectáculo deportivo. Es jugar con el sentimiento genuino del hincha. Hay evidentes dificultades económicas y los jefes de familia deben privilegiar los gastos de extrema necesidad por sobre lujos o pequeños gustitos. 

Es indudable que las empresas tiene fines lucrativos y buscan ganancias. Están en todo su derecho. Sin embargo, deberían contemplar la delicada situación y colaborar al menos con precios que se adecúen al contexto actual. Mucha gente se quedará afuera del espectáculo por no contar con los recursos necesarios. Más de un padre tendrá que explicarle a su hijo que no podrán asistir al encuentro, con todo el dolor del mundo y con todo lo que eso significa. Una crueldad.

No obstante, es casi un hecho que el estadio lucirá un gran marco de público, fundamentalmente porque también vendrán hinchas de provincias aledañas. El hincha es pasional y hace hasta lo imposible por seguir a su equipo. Sin embargo, pagar 300 pesos por una popular en un partido amistoso parece una tomada de pelo. Más aún teniendo en cuenta que Boca tiene le mente puesta en las semifinales de la Copa Libertadores (el 7 de julio visita en Ecuador a Independiente del Valle) y lo más probable es que Guillemo Barros Schelotto no arriesgue demasiado.

Por supuesto que nadie es ingenuo y todos sabemos que el fútbol se convirtió desde bastante tiempo en un gran negocio. Y en ese marco, el hincha es el más perjudicado: entradas caras, pésimas condiciones de infreaestructura y sanitarias (sólo alcanza con entrar a los baños de las canchas), maltratos policiales, etc.

Lamentablemente el interior es un terreno fértil para dichos negocios. Los empresarios juegan con el sentimiento de los hinchas y no tienen contemplación con los precios de las entradas (los ejemplos están a la vista). Sería bueno que exista un equilibrio o una regulación al respecto, para que todos salgan beneficiados. Alguna vez piensen en el público.
 

Creer o reventar

La maldición que nació en Tilcara y que persigue a la Selección Argentina

La maldición que nació en Tilcara y que persigue a... 10

Rugby internacional

Los Pumas volvieron a cumplir con la sana costumbre de ganarle a Francia

Los Pumas volvieron a cumplir con la sana costumbr... 0