QPS / Deportes
Matías Isola

Matías Isola

Que Pasa Salta

#Río2016 / La Generación Dorada y una década ganada

El fuego sagrado de la Selección Argentina de Básquet sigue encendido de la mano de Ginóbili, Nocioni, Scola y compañía.

La Generación Dorada y una década ganada

Con su épica victoria ante Brasil, la Selección Argentina de Básquet se demostró a sí misma y le demostró al mundo que está más viva que nunca. No era una parada fácil y el equipo de Sergio Hernández sacó a relucir todo su repertorio, fundamentalmente la garra, el corazón y el amor propio que lo caracterizan para asegurarse un lugar entre los ocho mejores del torneo.

Si bien es cierto que sólo hay cuatro sobrevivientes de la gloriosa Generación Dorada, el espíritu, el corazón y la impronta siguen intactos. Sin embargo, hay un aspecto de esta Selección (más allá de la cuestión basquetbolística) que tiene que ver con el sentido de pertenencia de sus jugadores. Esa es la clave para entender por qué desde 2002 en adelante Argentina se convirtió en una potencia y es respetada en cuanto certamen se presenta.

Las lágrimas de Emanuel Ginóbili sobre el final del partido no hicieron otra cosa que reflejar el compromiso de los jugadores con la camiseta argentina. A sus 39 años y con una carrera plagada de logros, el bahiense padece físicamente, pero disfruta jugar con sus amigos y defender los colores de su país (es su último torneo con la celete y blanca). Qué decir de Andrés Nocioni, "el alma" del equipo. Con sus soberbios 37 puntos (y con un triple antológico que se metió en la historia grande del básquet argentino), el "Chapu" sacó la cara por el equipo en el momento más crítico y nos hizo emocionar a todos con su entrega. Qué decir de Luis Scola, "el abanderado", el que le puso el hombro siempre a la Selección.

Pero no sólo de la "vieja guardia" se nutre la inoxidable Generación Dorada. Porque el equipo cuenta con jugadores ya consolidados y otros que están en pleno proceso de adquirir roce internacional. No obstante, todos heredaron los valores que llevaron al básquet argentino a codearse con la élite. Un claro exponente es Facundo Campazzo. El carismático base entiende a la perfección lo que significa defender el prestigio ganado y lo hace a la pefección, con dósis de talento y personalidad en partes iguales (el rebote que bajó ayer cuando se moría el partido valió un triunfo).

La Generación Dorada tocó el cielo con las manos en Atenas 2004 con el título olímpico, pero nunca se conformó, no se durmió en los laureles. Y esa fue otras de las claves para mantenerse siempre vigente. El fuego sagrado nunca se apagó y sigue encendido al día de hoy. Y ése es el legado más importante para el presente y el futuro. La Selección puede perder un partido, un duelo directo o una medalla, pero siempre dejando todo en la cancha.

Todavía resta el encuentro de mañana ante España para determinar los enfrentamientos de cuartos de final, pero el primer objetivo ya está cumplido. Volver a conseguir una medalla no será nada sencillo y dependerá de muchos factores. En el básquet, los Juegos Olímpicos son más importantes que un Mundial, y Argentina se volverá a codear con las grandes potencias, básicamente porque Argentina ya es una potencia. Gracias a Ginóbili, Nocioni, Scola y compañía.

El tiempo dirá en definitiva para qué está el equipo de Hernández en Río de Janeiro. Lo cierto es que volvió a ratificar que se trata de la mejor Selección Argentina de todos los tiempos en el plano de la perdurabilidad (pelea ese privilegio palmo a palmo con las Leonas). Son 14 años ininterrumpidos de títulos, podios, excelentes torneos y triunfos inolvidables (como el de ayer). Son 14 años de gloria, de prestigio, de frente alta, de pecho bien inflado. Son 14 años de dejarnos bien parados en el mundo. Son 14 años dorados.

#Rio2016

La gran mentira de los Juegos Olímpicos que se viralizó por las redes

La gran mentira de los Juegos Olímpicos que se vir... 0

#Río2016

Los Leones accedieron por primera vez en su historia a las semifinales de los Juegos

Los Leones accedieron por primera vez en su histor... 0