QPS / Deportes
Matías Isola

Matías Isola

Que Pasa Salta

Anuncio polémico / El "vedettismo" opacó el triunfo de Argentina ante Colombia

Con Lionel Messi a la cabeza, el plantel de la Selección anunció en San Juan que no hablará más con la prensa.

El "vedettismo" opacó el triunfo de Argentina ante Colombia

El polémico anuncio que formuló Lionel Messi no hizo otra cosa que echar más leña al fuego. La decisión de romper vínculos con la prensa lejos estuvo de descomprimir un ambiente tenso y caldeado. Al contrario. El plantel de la Selección Argentina (con el aval de Edgardo Bauza) hizo carne la acusación del periodista Gabriel Anello contra Ezequiel Lavezzi y encontró la excusa perfecta para cortar por lo sano. Está claro que aprovecharon la victoria contundente ante Colombia para confirmar la medida (¿qué pasaba si perdían?).

Si el delantero había anunciado en las redes sociales que iniciaría acciones legales contra Anello, ¿por qué cayeron todos los periodistas en la volteada? Si bien es cierto que los jugadores están en todo su derecho de no hablar más con la prensa, cometieron la imprudencia de meter a todos en la misma bolsa. En todo caso, el denunciante deberá presentar las pruebas pertinentes y pondrá en juego su prestigio.

Por otra parte, está claro que el plantel de la Selección ya venía irritado con la prensa desde hace un tiempo a esta parte. La derrota en la final de la Copa América de Estados Unidos y el flojo desempeño en las actuales Eliminatorias marcaron un quiebre definitivo y las críticas recayeron principalmente sobre los jugadores que conforman la denominada "mesa chica". En ese contexto, el clamor popular por un recambio comenzó a sonar con más fuerza. Un ejemplo cabal es Gonzalo Higuaín. Durante el partido de ayer en San Juan, el público dio su veredicto de manera genuina y espontánea: ovacionó a Lucas Pratto y silbó al "Pipita". Esa reacción popular nada tuvo que ver con los medios de comunicación. El hincha sabe de fútbol y no come vidrio.

Los jugadores de la Selección deben aprender a convivir con la crítica, y sobrellevarla. Son las reglas del juego. En defintiva, la mejor respuesta la pueden dar en el verde césped. Ese es otro punto: algunos futbolistas están "mal" acostumbrados a los elogios y halagos, y no toleran ser cuestionados bajo ningún punto de vista. Se habituaron a la entrevista condescendiente y a los periodistas amigos. La fortaleza de un grupo también radica en salir adelante de momentos difíciles y superar climas hostiles (le pasó a Carlos Bilardo antes del Mundial de México ´86).

Lamentablemente para la Selección, durante el día de hoy se habló más del anuncio de Messi que del triunfo ante Colombia. La falta de tacto del plantel hizo que la cuestión extrafutbolística opacara la reacción positiva que evidenció el equipo en el campo de juego para reponerse de la humillante derrota sufrida frente a Brasil. Ni siquiera el brillante encuentro que jugó la "Pulga" pudo eclipasar la conferencia de prensa post partido.

Sin embargo, el tiempo suele curar las heridas y la drástica decisión seguramente será revertida más adelante. Algo similar pasó durante el Mundial de Francia ´98 con Juan Sebastián Verón a la cabeza. El vedettismo no es algo nuevo en el bendito fútbol argentino. Pero sería un grave error de los jugadores si se encierran en su propio círculo y se aíslan de la prensa y del público. ¿Acaso la Selección no era de todos?
 

Lo destrozó

La increíble respuesta del periodista que acusó a Lavezzi de fumarse un porro

La increíble respuesta del periodista que acusó a... 6

Optimismo azabache

Foto @tanniaros

Matías Ceballos se mostró confiado: "Si pasamos a... 10