QPS / Cultura

La salud del ídolo / La emotiva confesión de Luciano Pereyra: "Hacer canciones me mantiene vivo"

Habló sobre su aprendizaje espiritual luego de un momento delicado de salud.

La emotiva confesión de Luciano Pereyra: "Hacer canciones me mantiene vivo"

"Regalar" es el verbo más conjugado en el discurso de Luciano Pereyra. Católico porque “siendo de Luján es difícil escapar, casi una obligación”, el cantautor que acaba de editar “Tu mano” y comenzó su gira nacional con gran éxito en el Gran Rex habló con DiarioShow.com sobre su música, sus gustos y el amor de sus fans, siempre utilizando esa palabra que con la repetición se hace fuerte, significando la conexión entre gratitud, recompensa, solidaridad y la devolución desde y hacia su música para con el público.

Al consultarlo sobre su capacidad de enamorar a todas las chicas, Luciano sonríe y lanza tímidamente: “¡Qué pregunta!... Yo lo único que hago es cantar. Será el amor que le pongo a lo que hago, porque me gusta muchísimo cantar. Subo al escenario y no encuentro nada que me dé más satisfacciones. Ojo, que yo también me enamoro de todas las mujeres que van a verme”.

Romántico serial, Pereyra asegura estar soltero pero feliz porque, “cuando el amor es recíproco, el que yo tengo y el que me dan, es lo más lindo. Por eso pongo cuerpo y alma arriba del escenario, en cada una de las canciones, y sobre todo que en el concierto presentación del disco canten todos los temas nuevos es un hermoso regalo que no tiene precio”. 

Poner los pies sobre las tablas y encarar a miles de personas que esperan pasar una gran noche no es nada fácil. Luciano aprendió en estos 17 años de profesionalismo que existen inquietudes que no desaparecerán nunca: “Los miedos y la inseguridad están a la orden del día. Uno aprende a convivir con eso; trato de rodearme de profesionales para que sea más llevadero, pero no digo que deje de existir. También creo que hablar de nervios es saber que tenés una responsabilidad. Cuando estoy por tocar, es como un examen. En la semana o en más tiempo te preparás para que salga lo mejor posible y la gente pueda disfrutar del concierto. Valoro mucho lo que la gente hace. Se compra la entrada, viaja, cosas que me generan responsabilidad, y arriba de un escenario o haciendo un disco siempre tengo que hacer lo mejor”.

​

Recuerda, entre esos eventos, que hace poco más de un mes un numeroso grupo de fans acampó durante días para tener su disco autografiado, y más atrás en el tiempo, cuando una chica se subió a una escalera y llegó a la ventana de su hotel cuando el frío inclemente azotaba una ciudad en la que dio un show. “Hay muchas cosas que no las entendés y te preguntás si en verdad lo están haciendo por vos; es un regalo”, afirma, incrédulo.

Combo

“Hacer canciones y tocarlas para la gente es lo que me mantiene vivo”, declara sin dudar Luciano. Quizá por aquel difícil momento que pasó cuando una operación de esófago derivó en un cuadro angustiante debido a una infección intrahospitalaria en 2011. Salió intacto físicamente de aquella situación, pero seguro algo cambió en él y por eso hoy se lo ve fortalecido en muchos aspectos. Sobre esa ansiedad inspiradora, sostiene que como artista “viene con el combo ser espiritual, por las sensaciones, la energía. Hay una sensibilidad con la que se trabaja y es parte de mi modo de comunicar. Yo siempre creo que uno tiene que mostrarse sinceramente y obsequiárselo a la gente, que es la que más capta la esencia de uno”.

Con 34 años recién cumplidos, el nacido el Día de la Primavera dice que su deseo de cumpleaños es uno solo, que casualmente se resume en el título de su nuevo álbum: “Que la gente no se olvide que al final de su brazo tiene una mano que puede extender, y cuando lo hace, puede ayudar a muchas personas que lo necesitan".

Cultura

La violinista tucumana que brilla en Europa sin violín

La violinista tucumana que brilla en Europa sin vi... 3

Salta

Festival Internacional de Cuentacuentos De Boca en Boca

Festival Internacional de Cuentacuentos De Boca en... 0