QPS / Cultura
Club del Morfi

Club del Morfi

Especialista en cantinas y sandwicherías barriales

#CríticaGastronómica / El comedor de la Sociedad Española, ideal para ir después del paddle

Puntuación: Cinco cubiertos sobre cinco.

El comedor de la Sociedad Española, ideal para ir después del paddle

Tantas veces un abuelo o un viejo corpulento recomendó la Sociedad Española para comer, que el Club del Morfi no fue ajeno a esas recomendaciones y tuvo que acercarse a tan famoso restaurante.

Muchos dirán que no descubrimos nada, pero hasta ahora ningún comensal compartió reseňas de este lugar a la “secta” del buen comer.


El lugar es un salón amplio y cómodo, ideal para ir en familia y amigos (tramposos abstenerse, mucha iluminación).

 
Al llegar, fuimos recibidos cordialmente por una moza que sin preguntar, y como debe ser, nos trajo las entraditas con pan; esas que te salvan de pedir dos platos, las que calman el león desnutrido que muchas veces llevamos adentro. Tres entraditas; la vieja e infaltable salsa de apio, los siempre despreciados picles de repollo y un extraordinario triguillo con limón(una guarnición con este tipo de entrada sería genial).

 
La carta tenía de entradas empanadas, fiambres, rabas, la gloriosa provoleta entre otras; y un amplio abanico de platos. Tortillas de todo tipo, infaltable la "espaňola", minutas, platos con cerdo, vaca, pescado y conejo.

Entre las sugerencias del chef estaban el carré de cerdo relleno con ciruelas y jamón, con papas rejillas, conejo al ajillo y un tentador plato con mollejitas.


Sin embargo, los gordos del club pidieron otras sugerencias y una entrada de rabas que nunca comieron porque los platos principales salieron antes. Punto en contra para la casa. 


El pimer integrante quiso hacer honor a sus raíces y pidió "Pollo a la Salteňa": pollo deshuesado(a elección pechuga o muslo) con cebollas salteadas, abundante panceta (el néctar de los regordetes) y crema de leche, acompañado de papas fritas finamente cortadas. Una locura el plato. Te dan ganas de ponerte loco! y pasar la lengua por el plato.


El otro miembro del club, como es amigo del trago, pidió un plato con una salsa de vino borgoňa. Lomo a la Burdelesa: un bife de lomo (porción normal) con mucha salsa de borgoňa agridulce y dos aros de cebolla a la romana del tamaňo de dos pulseras, acompañado por papas a la crema con mucho jamón y queso.

Este plato supera las expectativas pero creemos que la salsa no debe tapar el lomo ya que a la vista de algunos gordos eso parecería sopa de remolacha.


Por otro lado, uno socio del club descubrió que “La Española” también es una parrillada, algo que casi nos conmueve hasta las lágrimas.

 
Luego de quedar pipones, los voluptuosos jóvenes no pudieron evitar pedir el postre ya que tenían un espacio que no fue llenado por las rabas.

 
Un delicioso flan casero con crema chantilly fue la elección. La carta de postres es amplia pero casi todas las opciones llevan helado. –ACLARACION: no tenemos problemas con el helado, lo amamos, pero hay gordos más exigentes que prefieren un buen mousse de chocolate.


Finalmente creemos que el lugar tiene la fama y los comentarios que se merece. La atención y la comida excelente, salvo el problemita con las rabas pero que no resta a los cinco cubiertos que le dimos. Este lugar como ya dijimos, es apto para ir entre amigos, ideal para ir después de un paddle (deporte predilecto para los no deportistas) en las canchas de la Sociedad Española.

Precio: de 80 a 150 pesos.

#LosMásEscuchados

Los raps que arrasan en las redes

Los raps que arrasan en las redes 0

Espectáculos

Todo listo para que llegue Lali Espósito a Jujuy

Todo listo para que llegue Lali Espósito a Jujuy 2