QPS / Cultura

La fe que todo lo puede / El artesano peregrino

Las manualidades acapararon gran parte de su vida y hoy vive de eso, pero un hecho impactante lo llevó a querer peregrinar para cumplir una promesa personal. Logró combinar la artesanía y la peregrinación.

El artesano peregrino

Ramiro Pastrana, oriundo de Cafayate, empezó a escribir su destino desde los 30 años, cuando agarró un pedacito de alpaca y sus manos laboriosas empezaron a construir cosas impensables.

“Jugando con un pedacito de alpaca comenzó a interesarse por el mundo de las manualidades artesanales. Le gustó. De la noche a la mañana comenzó y no paró.” expresa su madre orgullosa.

Y así continuó. Inició con cosas muy pequeñas, luego un poco más creativas y sin ningún curso realizado, intentó y puso la imaginación al vuelo. No fue fácil, tuvo que pagar los costos de aprender solo e insertarse en el mundo laboral. Pero al oficio de artesano lo lleva en la sangre. Consiguió poner un pequeño taller en el fondo de su casa y desde allí, las artesanías salen listas para deleitar los ojos de los diversos turistas que visitan la tierra del sol. Actualmente, sus creaciones dan vueltas también por casas de artesanías de Chascomús, Calafate, entre otros lugares de Argentina.

Ramiro, además de artesano, es padre de dos hijos. Uno de ellos, hace ocho años, fue diagnosticado con un cuadro de salud muy delicado.

Ese suceso lo dejó en la incertidumbre, por lo que decidió encomendar a su hija a los Patronos Salteños, y desde aquel hecho, camina para llegar a los pies de El Señor y La Virgen del Milagro, un recorrido que comprende más de 200 km, abordado por miles de peregrinos, que de igual manera, van con un propósito y la fe, a flor de piel.

El milagro se hizo aquel año. Hoy, el corazón de su hija sigue latiendo y cada vez con más fuerza, pero el cafayateño continúa su promesa. Todos los años, su peregrinación inicia el 9 de septiembre a pesar de que a veces, el clima no lo acompaña. Desde hace cuatro años, sus artesanías están presentes en el peregrinaje. Los rayos de El Señor y la Virgen del Milagro que él trae en las andas, son parte de su creación artesanal. Pudo aportar el arte de sus manualidades, embelleciendo las imágenes santíficas en agradecimiento por el milagro de su hija.

Su fe, intacta, se acrecienta día a día y, con lágrimas en los ojos y muchas fuerzas, hoy puede contar el milagro al lado de su hija. La tierra del sol tiene un artesano peregrino...

 

 

 

¡Agendalo!

El FIAP llega a Salta para innovar entre sus oyentes

El FIAP llega a Salta para innovar entre sus oyent... 0

¡Para jóvenes y adultos!

El teatro tiene su lugar en Salta y te invita a formar parte

El teatro tiene su lugar en Salta y te invita a fo... 0