QPS / Argentina

Buenos Aires / Son lesbianas, las echaron de un bar por acariciarse y convocan a un "tortazo"

La damnificada armó un evento en Facebook.

Son lesbianas, las echaron de un bar por acariciarse y convocan a un "tortazo"

Belén Arena, de 25 años, denunció en un grupo de Facebook que fue echada de La Biela, reconocido bar del barrio porteño de Recoleta, por acariciarse con su novia. A raíz de esto, organizó un "tortazo" para protestar frente al lugar el 5 de septiembre a las 20.

En el evento, está la descripción de la joven sobre lo sucedido: "Soy Belén Arena, tengo 25 años y soy bailarina, performer, directora, escritora y docente. Ayer me encontraba tomando un café con la persona con la que estoy, acariciándole la cara y el hombro mientras ella lloraba por una situación personal, cuando se acerca violenta e impunemente un mozo del lugar a decirnos que 'nos tranquilicemos' y que era inapropiado lo que estábamos haciendo".

Y continuó: "Le pregunté qué era lo inapropiado y me dijo que me calme. Le pregunté si era porque somos dos mujeres y me dijo que hable con el encargado. Me acerqué a hablar con este señor a decirle que me estaban discriminando por lesbiana. Me dice que lo que hacíamos no era apropiado para el lugar. Le pregunté qué era exactamente lo que hacíamos, que lo verbalice y le pregunté si era consciente que vivimos en un país con ley de matrimonio igualitario, y le pregunté por qué no le decía nada a la pareja heterosexual que chapaba en la mesa de al lado. Me contestó 'sos una ridícula'"

Luego detalló el momento en que las sacaron: "Entre tres mozos me echaron del bar, y fuimos a hacer la denuncia. Nadie saltó a decir nada en ese bar. Me sentí aplastada por la voz de la mayoría heteronórmica".

Concluyó con la convocatoria: "Por este motivo CONVOCO UN BESAZO MULTITUDINARIO Y HOMOSEXUAL PARA QUE SEAMOS MAYORÍA Y LA ACTUALIDAD Y LA HISTORIA TENGAN ALGÚN SENTIDO PARA TODXS. LUNES 5 DE SEPTIEMBRE A LAS 20HS TORTAZO PÚBLICO EN LA BIELA!!!!!!!!"

José, encargado de La Biela, explicó a Infobae su versión:"Nadie echó a nadie. Era una situación obscena, de abrazarse y besarse. Entonces le pedí al mozo que le dijera que respetaran el lugar".

"La mujer me increpó, me dijo que iba a llamar a la policía. Había un oficial acá y hablaron afuera. La pareja de ella se quedó adentro, pagó la cuenta y se fue", aseguró. Y sentenció: "Nadie las echó. Es más, ella me increpó a mi".

Todo por las nubes

Volvamos al Achalay: otra vez aumentó el precio de los cigarrillos

Volvamos al Achalay: otra vez aumentó el precio de... 3

¿100 años de perdón?

Con pico y pala, encapuchados asaltaron una de las estancias de Lázaro Báez en El Calafate

Con pico y pala, encapuchados asaltaron una de las... 5