QPS / Argentina

Horror en Año Nuevo / Mientras festejaba la llegada del 2017, una mujer murió impactada por un “3 tiros”

La mujer tenía 47 años. El artefacto de pirotecnia había sido encendido por su marido, 2 de los tiros salieron al aire, mientras que el restante ingresó al garaje de dicha vivienda, donde su mujer y otros familiares disfrutaban de la velada.

Mientras festejaba la llegada del 2017, una mujer murió impactada por un “3 tiros”

La localidad bonaerense de Villa Tesei, en el partido de Hurlingham, se convirtió en escenario de un dramático suceso, ya que una mujer, de 47 años, murió desangrada tras ser herida gravemente y de manera accidental en una pierna por un “3 tiros” de pirotecnia, que encendió su marido para festejar el comienzo de 2017.

Los voceros de los tribunales de Morón identificaron a la infortunada víctima como Irma Díaz, de 47 años. El hecho se produjo entre la noche del sábado y la madrugada del domingo pasados, mientras se desarrollaban los festejos por el inicio del Año Nuevo.

El terrible episodio ocurrió en una finca situada en Vigo al 2600, casi en el cruce con Arribeños, cuando Hugo Tejada, de 52 años, marido de la fallecida, encendió un “3 tiros”, con la intención de celebrar el arribo de 2017. El hombre se colocó en la vereda de casa y, en este lugar, encendió el elemento pirotécnico. Según manifestaron los informantes, 2 de los tiros salieron al aire, mientras que el restante ingresó al garaje de dicha vivienda, donde su mujer y otros familiares disfrutaban de la velada.

Díaz resultó herida de suma gravedad en una pierna y, por este motivo, tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital donde más tarde murió, a pesar del esfuerzo de los médicos del centro asistencial pues había perdido gran cantidad de sangre debido a que había recibido el impacto a la altura de la arteria femoral.

Según  detalló Crónica, hay antecedentes de un caso de un “3 tiros” que provocó la muerte de una persona ocurrió en la localidad santafecina de Puerto General San Martín, en los festejos de la Navidad de 2011, cuando Fabricio Antúñez, de 27 años, que estaba alcoholizado, se colocó en la boca un elemento de pirotecnia de estas características, que explotó, ocasionándole la muerte mientras era asistido en el Hospital de Granadero Baigorria

Lo pasaron por alto

Salteño había denunciado hace años los abusos de los curas en Mendoza: nadie le prestó atención

Salteño había denunciado hace años los abusos de l... 1

Se enojaron los "gordos"

Calentura en la CGT con el Gobierno y los empresarios por los despidos

Calentura en la CGT con el Gobierno y los empresar... 10