QPS / Argentina

Recesión / Los viajes de egresados ayudaron a salvar la temporada de invierno de Bariloche

Se sintió el impacto de la pérdida de poder adquisitivo y la llegada tardía de nieve. El arribo de estudiantes se mantuvo y así se aseguraron un piso de ocupación.

Los viajes de egresados ayudaron a salvar la temporada de invierno de Bariloche

La llegada tardía de la nieve y la pérdida de poder adquisitivo por la fuerte inflación complicaron la temporada invernal en varios destinos de nieve del país, que recibieron menos visitantes que el año pasado. Bariloche, tradicional ciudad para el invierno, salvó su temporada en gran parte gracias a los viajes de egresados, con la llegada de unos 130.000 jóvenes en el año que le garantizan a la ciudad un nivel base de ocupación.

"La temporada no fue buena, fue regular. Llegaron menos pasajeros que además gastaron menos, con un esfuerzo en tarifas de los hoteles para atraerlos. El mercado cambió mucho, antes reservaban tres o cuatro meses antes; ahora lo hacen cerca del viaje, lo que genera más incertidumbre. En mayo y junio las reservas estaban un 30% por debajo de 2015; por suerte con la nevada se revirtió un poco y ahora estamos sólo un 15% por debajo", explicó Joaquín Escardo, gerente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Bariloche, filial de Fehgra.

En cambio, "los viajes de egresados están en alza desde hace dos o tres años; por ahora no se refleja la baja que hubo en turismo individual, sobre todo de esquiadores, porque los viajes se contratan entre un año y un año y medio antes", explicó Néstor Denoya, presidente de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche (Ateba).

Bariloche es un destino importante, con 26.000 plazas hoteleras registradas. "Los viajes estudiantiles son más estables que los demás, vienen muchos chicos por muchas noches, y eso nos da un piso de ocupación", comentó Escardo.

Además de los 130.000 jóvenes argentinos, Bariloche recibirá este año 23.000 estudiantes chilenos. "Siguen creciendo, nos sorprendió gratamente, el año pasado habían sido 22.000; vienen en noviembre y principios de diciembre, después de los argentinos", precisó Denoya.

Diego Piquin, director ejecutivo de Emprotur Bariloche, ente de promoción turística de la ciudad, destacó que "los viajes de estudiantes son fundamentales a nivel económico para Bariloche, pero es un mercado ya maduro, por eso se trabaja para promocionar los viajes de jóvenes de Brasil y Chile, con buenos resultados. Así también se pueden compensar bajas en otras categorías".

La incidencia de los viajes estudiantiles no es menor. "El 67% de lo que paga cada chico queda en Bariloche, es un ingreso altísimo; permiten mantener las fuentes laborales y el consumo interno", destacó Denoya.

También fue alentadora la llegada de brasileños, que venían en caída, teniendo en cuenta el contexto del país vecino. "Brasil superó las expectativas previas, en función de la situación económica que vive; los esfuerzos de promoción están dando resultados", destacó Piquin. Para él, la temporada no es mala, "viene a buen ritmo aunque la nieve apareció tarde y complicó las cosas. En julio subieron al cerro 150.000 personas", dijo.

Pero los hoteles y restaurantes acusan recibo de la baja. "Percibimos que hay más brasileños que en el invierno pasado; pero ahora gastan menos que antes. Y los argentinos son extremadamente cautos para gastar. Se nota en restaurantes: la cantidad de cubiertos cayó un 30% en julio", precisó Escardo.

Bariloche trabajó en alianza con el Banco de Brasil para promocionar el destino a parte de los 60 millones de clientes de la entidad, con tarifas especiales, lo que parece haber servido para atraer brasileños y, esperan, se notará a futuro.

En este contexto de menos turistas y más gasoleros, los hoteles de lujo sienten la baja. "Lo padecen más, más pasajeros se fueron a hoteles de gama media. Hay una política agresiva de tarifas, sobre todo en los de lujo. Para agosto y septiembre hay muy buenos precios, eso marca que la ocupación no se mueve", explicó Escardo.

La quincena de vacaciones en Buenos Aires, la ocupación fue buena, de 70% a 75%, pero el resto rondó el 60%, según Escardo. "Agosto cerrará en 60% o 65%, pero por suerte hay mucho turismo estudiantil", destacó.

Lo que viene

Los gremios docentes no descartan un paro nacional si no se reabren las paritarias

Los gremios docentes no descartan un paro nacional... 2

Tendencias

En el semestre, las telefónicas perdieron 154.000 líneas fijas

En el semestre, las telefónicas perdieron 154.000... 1