QPS / Argentina

Todos hablan de eso / La cámara oculta de QPS en los cines Hoyts es portada en Infobae

Hace unos días te mostramos cómo te prohíben entrar a las salas con comida comprada de afuera. El informe llegó a los medios nacionales y disparó la polémica.

La cámara oculta de QPS en los cines Hoyts es portada en Infobae

A continuación reproducimos la nota publicada por el diario digital Infobae, uno de los más vistos y prestigiosos del país: 

Boletería. A punto de entrar a la sala a ver un estreno esperado con snacks, gaseosas y golosinas para crear ese clima placentero de cine. El boletero corta el ticket y advierte: "Disculpe, pero no puede pasar con eso". "¿Por qué'", contesta el espectador. "Porque no lo compro acá en el complejo". "¿Y eso que tiene que ver. Acaso hay una ley que lo prohíba?". "Señor –insiste el empleado- no me ponga en esta situación. No hay una reglamentación específica, pero los productos que no fueron comprados en el Candy Bar no pueden entrar a la sala. Si quiere, puede dejarlos acá que se los guardamos". Escena siguiente: "Quiero hablar con el gerente".

Es común ver este tipo de situaciones cuando se va al cine y la disputa se convierte en un sinfín de argumentos poco válidos donde pareciera que las dos partes tienen algo de razón. Es que no existe una ley clara que diga que –pese a ser complejos privados- no se puede ingresar con alimentos comprados afuera.

El artículo 42 de la Constitución Nacional establece que los consumidores tienen derecho "a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno". El artículo 1099 del Código Civil y Comercial aclara que "están prohibidas las prácticas que limitan la libertad de contratar del consumidor, en especial, las que subordinan la provisión de productos o servicios a la adquisición simultánea de otros, y otras similares que persigan el mismo objetivo".

No obstante, el punto 6 de información de los cines Hoyts advierte que sólo se podrá ingresar a la sala con productos adquiridos en el Candy bar. Un grupo de jóvenes salteños –cansados de pagar sobreprecios en productos comestibles y bebidas dentro de los complejos de cine- quisieron hacer cumplir la ley e hicieron una cámara oculta para desnudar la problemática y hacer valer sus derechos ya que no existe ninguna norma que imposibilite la entrada de productos comestibles ajenos al complejo.

Al mismo tiempo, la Ley de Defensa de Competencia manifiesta en su artículo 2 que está prohibido "subordinar la venta de un bien a la adquisición de otro o a la utilización de un servicio" y la ley de defensa del consumidorentiende a esta práctica como una cláusula abusiva. En el video, los jóvenes pretendían ingresar a la sala del cine Hoyts con un combo de papás fritas, dos gaseosas de medio litro y un paquete de galletitas surtidas que pagaron $67.50 en un kiosco y que valía $250 en el Candy bar.

Nicolás Martorell participó de la cámara oculta y expresó en Infobae que "es una falta de respeto que prohíban algo que es legal y que vendan los mismo productos con sobreprecios". "No están restringiendo los derechos. Elderecho de admisión no habla de la comida como sí lo hace de armas, alcohol u otras cosas que alteren la conducta y pongan en riesgo a terceros. Ellos deben permitir que entremos con comida", insistió.

El joven contó que el video tuvo mucha repercusión en las redes sociales y que provocó que el gobierno salteño intimara a esa cadena de cine a explicar por qué no permitieron el ingreso de los productos comprados afuera de ese complejo.

Por su parte, Diego Bachiller, gerente comercial de Village Cines, le dijo aInfobae que no entienden por qué la gente cuestiona el no ingreso a la sala de alimentos que no pertenecen a los Candy bar cuando se tratan de lugares privados. "Desde la Cámara dijimos que la actividad de los cines es la venta de productos, espacios publicitarios y exhibición de películas. Ese es el combo de servicios que ofrecemos".

Bachiller argumentó que aproximadamente el 40% de las ganancias de los cines proviene de las ventas de los Candy bar. "Si sacara eso, no sería un negocio viable", reconoció. "En un parque de diversiones pasa lo mismo, en la cancha y un restaurante también. Uno no va a cenar afuera y lleva la comida de su casa. En los estadios también te quitan las bebidas y alimentos que no hayan sido comprados en el lugar. No entiendo la lógica del reclamo cuando se trata de espacios privados", precisó.

Al mismo tiempo, lanzó: "Estamos al tanto de que hay un proyecto de ley que busca obligar a los cines a no tener un negocio con alimentos dentro de sus propios complejos. La venta de esos productos forman parte de todo el negocio y que se cuestione que quien invirtió millones en un cine no pueda explotarlo es insólito".

"Si un cliente no quiere consumir nada, no va a consumir nada. La pregunta es ¿de qué hay que defender al consumidor de los cines? Los consumidores van al cine y tienen la opción de comprar o no comprar nada. Y si eligen comprar algo, tienen oferta de productos validadas por ellos mismos. La palabra final entre comprar y no hacerlo es del cliente", justificó.

Un proyecto de ley apunta a terminar con el debate y busca multar y hasta clausurar a los establecimientos que prohíban consumir alimentos y bebidas ajenas a los vendidas en el espectáculo.

Al respecto, Lucas Clark, vicepresidente de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua), dijo: "Es una barbaridad tener que comprar un producto a precio elevado en vez de afuera. Uno lo entendería si pusiera en peligro la seguridad, pero no es el caso en lugares donde sí se puede consumir comida o bebida, pero siempre y cuando haya sido comprada adentro". Además –dijo- "se viola el derecho a la información, ya que en ningún momento se aclara esta situación al comprar la entrada".

Video

Ottavis reapareció en pollera y habló de la droga: “Me pasé de la raya”

Ottavis reapareció en pollera y habló de la droga:... 4

En buena hora

Salta será una de las más beneficiadas con las rebajas tarifarias del gas

Salta será una de las más beneficiadas con las reb... 4