QPS / Argentina

Costumbre en peligro / Con los precios por las nubes, hacer un asado se convirtió en un "gustito" para pocos

Un informe reveló que un asado típico para seis adultos tiene un costo aproximado de 1000 pesos.

Con los precios por las nubes, hacer un asado se convirtió en un "gustito" para pocos

Juntarse a comer un asado es una de las costumbres que más ponen resistencia a la hora de cuidar el bolsillo. A pesar de la suba desmedida de la carne, los argentinos mantienen este clásico del domingo e incorporan nuevas estrategias para obtener el mejor precio. Según un relevamiento de Crónica, una parrillada para seis personas incluyendo los acompañamientos típicos se acerca a los 1.000 pesos.

Con el fin de calcular un gasto promedio, se eligieron para el menú tres cortes de carne (asado, vacío y pechito de cerdo), algunas achuras como chinchulines, morcilla, chorizo y, como un extra, provoleta.

Además, se tuvieron en cuenta los gastos que acompañan la carne, como la ensalada, el pan, el vino tinto o blanco y el carbón vegetal para el fuego. Por supuesto que el listado varía según las preferencias de cada grupo. Pero los productos sugeridos en esta nota, en la cantidad necesaria para una mesa de seis adultos (ver abajo), tienen un gasto base de casi $1.000.

Si se tiene en cuenta un postre, como podría ser un kilo y medio de helado, se agregan al gasto base entre $200 y $400, según la marca elegida.

Cuatrimestre en contra

El kilo de asado, que en noviembre de 2015 costaba entre $70 y $85, sufrió incrementos de hasta el 50% y llegó a $140 antes de que terminase el año. En mayo de 2016, según la zona, se consigue entre $90 y $130. Algo similar ocurre con el vacío, que solía rondar los $95 el kilo, mientras que la carne de cerdo se mantiene más estable.

El pechito de cerdo, por ejemplo, aumentó “sólo” un 18%. Según un informe publicado esta semana por el Instituto de Promoción a la Carne Vacuna (IPCVA), en promedio los cortes vacunos se incrementaron 1,8% en abril en relación con el mes anterior; en la comparación interanual, la suba es del 43,8%.

En paralelo, la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra) mostró que así como suben los precios, baja el consumo. La carne vacuna retrocedió 5,2% en el primer cuatrimestre de 2016 y cayó al nivel más bajo de los últimos cuatro años. Pero la carne no es la excepción si se tienen en cuenta los productos que comúnmente acompañan un menú parrillero.

En el caso de la ensalada, las verduras subieron entre un 30% y 40% en el primer trimestre de este 2016. Por su parte, el kilo de pan se incrementó un 100% en diciembre de 2015 y pasó de rondar los $20 a pagarse hoy $38 en algunas zonas.

A la canasta y en cuotas

El primer cambio que suelen incorporar los grupos de amigos o familiares que se juntan con alguna frecuencia es dejar atrás la modalidad de “invitado” y pasar a repartir los gastos. Según la estimación, el precio individual oscilaría entre $160 y $200 por persona.

Para lograr un menú más barato, muchos dejan de priorizar la proximidad y se acercan a comprar al Mercado Central o al barrio porteño de Mataderos, zona de frigoríficos.

Por su parte, las carnicerías incorporan estrategias de venta y algunas ya ofrecen tres cuotas sin interés para el pago con tarjeta de crédito.

Medios de comunicación

Escandaloso editorial de Clarín contra la gratuidad y el libre acceso a las universidades públicas

Escandaloso editorial de Clarín contra la gratuida... 21

Momentos de desesperación

[VIDEO] La historia en primera persona de los argentinos atrapados en una montaña rusa

[VIDEO] La historia en primera persona de los arge... 0