Subí tu nota

7 consejos para cuidar la piel este verano

La llegada del verano significa una cantidad excesiva de sol que puede resultar perjudicial en nuestro cuerpo. Aunque es la temporada ideal para disfrutar de unos deliciosos días en la playa o en la piscina agarrando un bronceado espectacular, se deben poner en práctica algunas recomendaciones para proteger la piel este verano de la exposición exagerada a los rayos ultravioleta.



En NuSkin te traemos 7 consejos que ayudarán a mantenerte saludable mientras exhibes tu figura. Ponlos en práctica y evita daños que puedan causar problemas mayores:



1- Exfoliarse en las mañanas



Exfoliarse sirve para obtener una piel más suave y clara porque elimina los restos de piel muertos y opacos, eliminar la oración porque no se entiende y mejora la hidratación otorgada por los tónicos y humectantes.



Se recomienda realizar la exfoliación por las mañanas antes de aplicar el tóner, la crema hidratante, el protector solar y el maquillaje. La piel exfoliada hace que el maquillaje dure más tiempo. Después de exfoliar, ponte una capa de crema corporal hidratante que selle la humedad y de protector solar que cubra la piel.



2- Mantener una hidratación constante



Durante el verano urge mantener la piel hidratada en todo momento. Esto se consigue usando tratamientos intensivos, que pueden aplicarse una o dos veces a la semana. Algunas opciones son los boosters y los tóners.De esta manera es posible hidratar y refrescar con el objetivo de igualar la porosidad de la piel. Se aconseja aplicar alguno de estos productos refrescantes en la oficina, en el gimnasio, en el coche y en tu casa.



3- Tomar abundante agua



Las altas temperaturas y el tiempo que se pasa al aire libre conducen a la deshidratación interna, lo que puede provocar dolores de cabeza y mareos, además de resecar la piel. Por lo tanto, es recomendable tomar 8 vasos de agua cada día.



Esto ayuda a mantener el equilibrio crítico de humedad de la piel y a desintoxicarse. Haz del agua tu mejor amigo, sobre todo si sueles consumir alguna bebida con cafeína.



4- Consumir alimentos nutritivos



Los alimentos contienen importantes nutrientes y antioxidantes que ayudan a proteger la piel del sol y de los radicales libres. Durante el verano consume una dieta rica en productos naturales que beneficien tu cuerpo. Agrega porciones de huevos, carne, pescado, zanahoria, frutos secos, cítricos, tomate y aceite de oliva, entre otros.



5- Aplicar protector solar



El protector solar servirá como un importante escudo, por lo que debe aplicarse constantemente y en cantidades suficientes, tanto en el rostro como en el cuerpo. Trata de aplicarlo cada dos horas. Como punto adicional: mantente en lo posible lejos del sol entre en el mediodía y la última hora de la tarde.



En el mercado actual existen diferentes fórmulas sofisticadas que permiten seleccionar una protección acorde al tipo de piel de cualquiera, sin aceite, matificantes, emolientes para piel seca, o libres de químicos.



6- Atender la sobreexposición



Aunque tratemos de alejarnos del sol, existen ocasiones en que resulta imposible porque quedamos atrapados al aire libre o porque olvidamos colocarnos el protector solar.



En esos casos un tratamiento a tiempo evitará la descamación y minimizará la inflamación y el enrojecimiento. Utiliza algún gel refrescante o bálsamo de enfriamiento en abundante cantidad a lo largo de la zona afectada.



7- Usar productos antienvejecimiento



La luz solar en contacto con la piel produce daños importantes relacionados con el fotoenvejecimiento, como la aparición de arrugas, manchas e inflamación, además de afectar el crecimiento celular saludable y destruir el colágeno. Esto se previene aplicando productos que combaten la edad y protegen de los efectos del envejecimiento ocasionado por los rayos UV.

Te puede interesar