Argentina
Una vergüenza

En Claro se hicieron los vivos con un tucumano y ahora le deberán pagar $100 mil

El problema que tuvo es algo que les pasa a un gran porcentaje de los usuarios, pero la mayoría no se queja.

Es poco habitual este tipo de sucesos, muy pocos lo inician dado el tiempo que conlleva el caso y por la poca esperanza de ganar el juicio. Sin embargo, en este caso la víctima se atrevió a demandar y continuar con el caso y lo ganó, ahora la empresa de telefonía deberá indemnizarlo con 100 mil pesos.



El abogado del demandante, Augusto Moeykens, que prefirió reservar el nombre de su cliente, expresó que el hombre había contratado el servicio de 3G que incluía teléfono y un módem inalámbrico de internet para conexiones domiciliarias. A pesar de que en varias oportunidades intentó dar de baja el plan contratado, porque el servicio nunca funcionó correctamente, no obtuvo respuestas de la compañía que continuaba remitiéndole facturas.



“Hicimos una denuncia en Defensa del Consumidor, pero como la empresa no respondió en conformidad, la demandamos por daño moral y punitivo, una nueva figura del derecho del consumidor para disuadir a las compañías que no cumplan con sus servicios”, comentó el abogado.



Según se lee en el escrito: “se ordena a abonar al actor… la suma de $50.000 en concepto de daño moral y el monto de daño $50.000, en concepto de daño punitivo”.



En el caso de este usuario, según publica Intucuman,  había fallecido uno de sus padres y, al estar radicado en la provincia de Córdoba, no podía conocer el hecho, ni recibir condolencias de familiares y amigos porque la telefónica había cortado el servicio. Tratando al cliente como si hubiera incurrido en algún incumplimiento, cuando, en realidad, la concesionaria era la que violaba lo convenido en el contrato.



"La sentencia fue favorable porque cubrió el daño moral de un consumidor que tuvo que peregrinar por oficinas de atención al cliente e iniciar demandas en organismos de defensa al consumidor, agravándose, además, por el hecho de que la compañía interrumpió el servicio telefónico", explicó el abogado.



La demanda tendrá trascendencia porque, por lo general, los consumidores no inician pleitos debido a las altas costas legales. En este caso, el cliente persistió con su reclamo a través de un juicio que se inició en el 2012 y hace unas semanas tuvo una sentencia firme.



“Si bien es un buen antecedente, el peregrinar en la Justicia hizo al trámite legal muy gravoso. Esperamos que en algún momento los jueces entiendan la importancia de acelerar estas causas”, reclamó el Moeykens.



Daños punitivos

Es una figura jurídica excepcional, nacida en el derecho anglosajón. Sanciona a quienes obran con una absoluta despreocupación respecto de los derechos de terceros.



Los fallos recopilados y la jurisprudencia marcan que las demandas se originan, por ejemplo, en defectos de fábrica de un producto, en la ausencia de rampas para discapacitados en locales comerciales o hasta pilas que venían dentro de una gaseosa.



En Argentina, este recurso fue instituido a partir del año 2008 y es cada vez más utilizado por los tribunales todo el país.

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre