Sociedad
Es para llorar

Le tiraron aceite hirviendo a esta perrita: estaba muriéndose y alimentó a sus cachorros

La crueldad del humano nunca le impidió cumplir con su rol de madre. Su estado es desgarrador.

Sobrevivía -como muchos animales en su misma situación- en las calles de un barrio humilde de Merlo. Pero tenía hambre porque había parido a dos cachorros y necesitaba alimentarse para poder amamantarlos. Con la inocencia que caracteriza a los perros se acercó con la cabeza gacha a una casita a pedir comida pero la dueña del lugar se lo impidió y, para alejarla, le tiró aceite hirviendo.



"Así la encontramos, con heridas y quemaduras en su lomo, en su cabeza y parte de uno de sus ojos. La imagen era desgarradora porque ella, con todo el dolor que uno puede imaginar, seguía amamantando a sus cachorros", recuerda Carolina, una de las voluntarias de Proyecto 4 Patas, una organización sin fines de lucro abocada a difundir, proteger y promover los derechos de los animales.



Gracias a su instinto protector y a pesar de estar en la calle y sin comida los cachorros de Lina estaban en buenas condiciones generales aunque un poco parasitados. "De todos modos los apartamos de ella en cuanto empezaron a alimentarse solos porque con la piel en carne viva y los cachorros caminando por encima de ella, Lina probablemente sintiera mucho dolor y era un sufrimiento evitable en el que nosotros podíamos colaborar", aclara Carolina.

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre