Tiro Libre
Federal C

San Antonio ganó 3 a 1, tuvo más gente en las tribunas y le bajó el copete a Primavera

Ofrecieron un partido interesante y emotivo. Vicedo, Silveira y Di Pauli anotaron para el ganador mientras que el descuento lo marcó Puntano. El ganador llevó más del doble de hinchas.

Ya está. El debut de las Villas ya es historia. Ambos se sacaron el estigma del primer partido y terminaron el partido con diferentes semblantes. San Antonio llegó al césped del Martearena como punto y terminó siendo banca. Es que Primavera había hecho más ruido con sus contrataciones y los nombres que sumó vienen de clubes de otras categorías. Eso fue suficiente para ubicarse un escalón más arriba en las preferencias del público en general.





San Antonio no se asustó por estos detalles. Al contrario. Se agrandó de entrada y reclamó la propiedad del partido. Y así fue. Luego de un momento de impresiones, propias del “síndrome debut”, el equipo se acomodó mejor en el campo.



Producto de ese mejor rendimiento merodeó el área de Pedroso con mayos insistencia, mientras que en su propio arco Peggini le daba la seguridad que necesitaba para neutralizar los avances del rival.



San Antonio pegó primero. Fue a los 34 del primer tiempo, cuando Matías Vicedo se cortó solo, encaró, entró al cuadro grande y sacó un remate cruzado inapelable: uno a cero que le dio tranquilidad y le transfirió los nervios a Primavera. El segundo llegó con un tiro libre de Silveira que fue bombeado al segundo palo, nadie la tocó y se le metió a un Pedroso sorprendido.



CREDITO: SARA BARRIONUEVO



En el complemento Primavera salió decidido y se paró unos metros más adelante. El dominio se repartió, las situaciones se vivieron en las dos áreas, y tanto busco el equipo del Cuchi Rivero que el gol llegó por decantación propia. Puntano le sacó brillo a su especialidad: pararse en el momento indicado para capturar un rebote y marcar el descuento.



San Antonio no le regaló espacios. Primavera fue con lo que tenía pero al pisar el área se le nublaba la vista. San Antonio jugaba de contra y así llegó el tercero, cuando una apilada de Leo Silveira lo dejó solo a Di pauli, y el goleador no perdonó.



El 3 a 1 le bajó la persiana a un partido intenso y emotivo, donde los dos se prodigaron por el triunfo. San Antonio fue más y el resultado no se discute. Primavera tiene que armar el rompecabezas que tiene, y es lógico que el funcionamiento colectivo le llevará un tiempo encontrarlo.



Una tarde perfecta para San Antonio, donde no hubo problemas, donde metió más gente que su rival, con el que tiene una vieja disputa a ver cuál arrastra más gente, y encima ganó. Fue un premio a su actitud de ir al frente. Porque de entrada había reclamado la propiedad del partido. Casi a los gritos.



Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre