Tiro Libre
Liga Nacional

79-69, perder con Boca era previsible: Salta Basket cayó en un Delmi colmado

El equipo xeneixe ratificó su poderío. Los Infernales cayeron por segunda vez consecutiva de local, ante un buen marco de público. Lucas Pérez fue el goleador, con 15 puntos.

Con un comienzo prometedor del equipo conducido por Ricardo De Cecco, el entusiasmo del público se hizo sentir desde el primer minuto. Una gran concurrencia de gente copó el Polideportivo Delmi, cerca de 3 mil personas, para ver a salteños y porteños en una jornada de primer nivel en materia basquetbolística.



 El equipo de la Ribera hizo base en parquet ajeno y se tranquilizó. Con jugadores como Lampropoulos, Pérez, Boccia y Sheard llegó la rotación del balón y las defensas ajustadas, de estar 3-10 abajo los dirigidos por el Lobito Fernández pasaron al frente (13-10) y lo que parecía una fiesta sin fisuras se comenzó a complicar para Los Infernales, siempre adentro del rectángulo de juego porque alrededor fue un verdadero espectáculo. El banquillo de relevos del equipo visitante funcionó mejor que el local, dato no menor en el desarrollo final del encuentro.



Los segundos 10 minutos fueron un calco del primer cuarto donde Salta dominó en el arranque y se fue quedando después. Con buenos pasajes del base Pérez en Boca, la visita se afianzo en el juego: pared y desmarque –pick and roll-, penetración y descarga y lanzamientos a pie firme comenzaron a dañar una laboriosa y sacrificada defensa salteña.





En medio de tanta adrenalina por la competencia, el contexto también fue imperdible. Aficionados con camisetas de básquet, salteños que se trasladaron del interior a la capital para ser parte de la fiesta y un importante número seguidores del conjunto ribereño le pusieron un marco ideal a la noche liguista. Mientras, salteños y porteños se debatían por un triunfo.



La segunda parte el conjunto local mejoró en defensa provocando los lanzamientos incómodos y pérdidas en el equipo visitante. La brecha en el marcador deambuló por los diez puntos y algo menos; sobre el final de ese capítulo Los Infernales se pusieron a cuatro puntos pero una bomba de tres sobre la chicharra de Fierro volvió a dejar a siete al visitante.



Similar a la entrega con Obras, donde los salteños redujeron un marcador de 18 puntos a 2, el último cuarto tuvo algo de esas adrenalínicas escenas, con la pequeña gran diferencia que en esta oportunidad los pistoleros Gerbaudo y Harris estuvieron con la pólvora mojada. No pudo ser para los salteños que se quedaron sin nada en las últimas dos fechas como local, ahora deberán afrontar una seguidilla de cuatro partidos en la ruta. El miércoles será el primer choque en Mar del Plata frente a Peñarol.



Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre