Argentina
Vivió un infierno

El relato de una chica violada por un matrimonio amigo de su propia mamá

Una joven que fue abusada durante años con la complicidad de su propia madre rompió el silencio y contó el infierno en el que vive.

Una joven que fue abusada durante años con la complicidad de su propia madre rompió el silencio y contó el infierno en el que vive: aún hoy tiene pessadillas por los abusos y dice que "ni toda el agua del mundo" la va a poder limpiar.



A los 15 años, Luciana aceptó trabajar en la casa de dos amigos de toda la vida de su madre; Marcelo y Cinthia La pareja tenía una casa en Córdoba y se la llevaban: las chica fue quedándose con ellos y acabaron abusando de ella. Cuando le dijo a la madre que no quería seguir, la retó y le ordenó que siguiera trabajando.



“Quiero hacer feliz a mi marido. Yo sé cómo te mira”, le dijo una vez Cinthia con su marido al lado. "Yo sé que le gustás, veo cómo te mira. Sabés que te queremos mucho. Por eso quiero que sea con vos”, le volvió a decir la mujer. La sentaron en la cama y cuando intentaron sacarle una prenda de ropa, Luciana se negó. “Bueno, entonces mirá como se hace”, le dijeron.



“Esa fue una de las tantas veces que quisieron incluirme en sus relaciones sexuales. Pero él abusó de mí al menos cuatro veces”, contó. “En ese momento de verdad no entendía nada. No sabía que no estaba bien. Bajo manipulación no lograba entender qué era lo que estaba pasando”.



“Una vez me dieron clonazepam porque me costaba dormir. Me quedé dormida en el sillón del cuarto de ellos. Me desperté cuando Marcelo me estaba tocando. Le dije que salga, que no me sentía bien. Cuando me desperté gritando tenía su mano en mi entrepierna”, relató.

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre