Salta
Papá Noel somos todos

Salteña estalló en llanto porque sus budines no se vendían hasta que un milagro ocurrió

Su historia conmovió a grandes y chicos, y en poco tiempo sus ventas se catapultaron.

Esta época del año siempre es especial porque ocurren milagros cerca de la Navidad. Uno de ellos fue el que vivió Marti. Se trata de una salteña que puso un microemprendimiento de venta de budines para poder subsistir a la situación económica, pero no funcionó del todo bien. No hasta que algo inesperado ocurrió. 



Descepcionada por las escasas ventas, estalló en llanto y desesperación, y decidiò contarlo en en el mismo grupo en que había promocionado sus productos. La historia conmovió a los usuarios y rápidamente tomaron el teléfono e hicieron que el stock se agotara en cuestión de minutos. 



"A los que me alentaron a seguir y no bajar los brazos, deseo que Dios les bendiga el doble de lo que me ayudaron", agradeció. 





Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre