Tiro Libre
Semifinalista

Maino le devolvió a Central parte de la alegría que le había quitado hace tres años

El arquero contuvo el penal que clasificó al Cuervo a semifinal. El gol de la victoria llegó en la agonía del partido por Aranda. En los penales, Mariano Maino fue fundamental de pase a semi.

Mariano Maino está en condiciones de escribir un libro de su historia en el barrio Norte. Ascendió, se fue a la vereda del frente y le atajó el penal decretando el descenso del Cuervo, y ahora regresó. Y se vistió de héroe de entrada nomás para dejar en el camino a Talleres de Perico por penales y avanzar a semifinal.



Sus manos aparecieron para espantar el fantasma de los penales, ya que por esa vía había absorbido todas las frustraciones y fracasos. Pero esta vez la historia tuvo un final feliz. Porque cuando el empate parecía sellado en la cancha del barrio Norte y la eliminación estaba decretada, apareció primero Aranda para marcar el gol del triunfo y que a la postre depositaría a la gente en el sufrimiento de los penales.



Y ahí apareció Maino en toda su dimensión, convirtiendo el penal que remató y atajando el remate que lo clasificó a Central a las semifinal, donde el domingo jugará con Pellegrini.



Mariano Maino comenzó a pagar la primera cuota de la alegría que le había quitado a Central Norte aquella fatídica tarde del 2014. Y todo parece indicar que, con sus manos, volverá a llevarlo al equipo donde estaba. Ojalá así sea.

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre