Tiro Libre
Sin pelos en la lengua

Dejemos de romper las pelotas y volvamos a jugar en nuestra casa

Volver a nuestra casa fue la bandera que expuso esta dirigencia para ganar votos antes de la asamblea. El juego le salió bien porque usó el corazón del hincha genuino para concretar el ansiado anhelo: darle vida a la Bombonera y la convocatoria en aquél encuentro fue muy buena: más de cinco mil personas fueron testigos de una tarde histórica.



La asamblea ya pasó y con ella se esfumó el compromiso electoralista. Entonces, como no existe otro atractivo para el socio como para ganar un voto más, se borró con el codo lo que se escribió con la mano y de la noche a la mañana decidieron que el Martearena era lo mejor para el equipo.



Cada uno debe tener su razón para sostener una decisión. Imagino que el técnico estima que en ese piso el equipo puede desplegar un mejor fútbol. Pero la realidad contradice esto: los dos partidos que jugamos ahí el equipo dio pena, con jugadores que jodían por volver al Martearena, como Ceballos, y a la primera de cambio se hace expulsar.



Una cosa es lo racional y otra lo pasional. Si el socio y el hincha respaldaron volver a la Entre Rios, no entiendo muy bien por que se cambió de idea, echando por tierra todo lo que trabajó la gente para cristalizar el ansiado regreso. Por eso les pido a los dirigentes que dejen de romper las pelotas y volvamos a nuestro hogar. Que no tendrá comodidades, ni cabinas vidriadas, y será mucho más humilde, pero es nuestro y jugando en casa vamos a lograr el ascenso. Vamos Cuervo querido!!!.



Agradezco a Qué Pasa Salta brindarme esta posibilidad de expresarme.

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre