Salta
Allá está la hermandad

Salteñas fueron a ver la Virgen de Urkupiña en Bolivia y vivieron un calvario

Sobrevivieron a un terrible siniestro vial y fueron a parar a un hospital donde les cobraron 10 mil pesos por nada.

Una salteña, su hija y nieto fueron a la peregrinación de la Virgen de Urkupiña, en Bolivia, sin saber que sufrirían el peor maltrato que pudieron imaginarse. Mientras viajaban a Cochabamba, donde se realiza la tradicional celebración, sufrieron un siniestro vial en el colectivo de la empresa La Veloz del Valle que tomaron y fueron a parar al hospital. Ahí comenzó el horror. 



Silvia Silva es la mujer que relató lo sucedido a su familia. La más afectada fue su hija a quien le atravesó un hierro en el vuelco. 



Según contó a El Tribuno, los médicos tuvieron a su hija sin calmantes durante 2 horas. Quisieron además internarla a ella, sin tener en cuenta que su nieto quedaría solo. Pero eso no fue lo peor. 



Durante dos días vio cómo el personal del nosocomio evadía la atención a su hija, decidió sacarla y traerla a Salta. Ahí se dio con la burocracia más salvaje. 



Después de miles de vueltas le dieron el alta voluntario, no sin antes exigirle el pago de 10 mil pesos "por los servicios prestados". Silvia asegura que apenas le pusieron un suero a su hija, que fue retirado apenas firmó el documento. 



Como el avión sanitario de la Provincia no puede salir del país, por cuestiones protocolares, tuvo que comprar pasajes en una línea boliviana y traerla hasta la frontera, para luego subirla en un auto hasta Salta. 

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre