Policiales
#NiUnaMenos

Los datos que pocos sabían de Cintia Tapia, la salteña asesinada en el dique

Antes de que la encuentren muerta y con la cara destrozada, cuidaba de sus dos hijos y trabajaba con un fuerte compromiso social.

A Cintia Tapia la encontraron ayer, tirada cerca de una acequia que baja hacia el dique Cabra Corral, a metros de la piscina del camping El Préstamo. Estaba muerta. Tal vez lo último que vieron sus ojos fue a su asesino mientras descargaba una inexplicable furia contra su rostro, que quedó destrozado por los puñetazos y pedradas que recibió. 



Antes de ser la protagonista de uno de los crímentes más aberrantes de Salta, Cintia vivía en una humilde casa del barrio Unión, junto a sus hermanos menores y sus dos hijos: Naira y Tiziano.



Tenía 25 años y la meta principal en su vida era darle a sus pequeños un futuro mejor que el suyo. Por ello se levantaba cada mañana y se iba a trabajar como empleada doméstica, un empleo que no la llenaba de riqueza, pero le permitía subsistir. 



Tal vez por su dura historia, había asumido un fuerte compromiso social y militaba en la organización Barrios de Pie, perteneciente a Libres del Sur. La entidad socio-política no emitió ningún comunicado al respecto.



También podés leer: El oscuro prontuario del principal sospechoso del crimen del dique Cabra Corral



Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre