Policiales
Un horror

Una cordobesa mató a su hijo de 4 años y la autopsia reveló lo peor

Llamó a la policía y confesó el crimen; los guió al lugar donde lo enterró.

Una mujer de 30 años llamó ayer a la Policía para confesar que hace tres meses mató a su hijo de 4 años. "No doy más, cometí una locura", dijo al teléfono. Horas después encontraron el cuerpo en una obra en construcción, en Pilar, una ciudad a 45 kilómetros de la capital cordobesa.



Paola Cuartara fue imputada por la fiscal de Río Segundo, Patricia Baulies, por el delito de homicidio calificado agravado por el vínculo. Luciano Gabriel nació el 7 de febrero de 2013; como la mujer tiene varios hijos que no viven con ella no habría causado extrañeza entre los vecinos la ausencia del nene.



Cuando se comunicó con la Policía la mujer les afirmó que los esperaría en un camino rural fuera de Pilar y que ella misma los llevaría hasta donde había enterrado a Luciano.



Apenas llegaron los agentes, Cuartara dio precisiones del crimen: ató a la criatura y lo asfixió con una bolsa de plástico. Explicó que la empujó a actuar la depresión que tenía por la muerte súbita de otro hijo.



Cuando llegaron a la obra en construcción, cerca de la casa de los padres de la mujer, los policías encontraron el cráneo y algunos huesos del nene. Cuartara quedó inmediatamente detenida y mañana será sometida a una serie de peritajes.

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre